academy
Seguridad
Privacidad
Rendimiento
Seleccione el idioma
Avast Academy Privacidad VPN Cómo mejorar la velocidad de una VPN

Cómo mejorar la velocidad
de una VPN

Se supone que las VPN le ofrecen privacidad y seguridad en línea sin perjuicio de la velocidad. Sin embargo, una VPN lenta puede tener un efecto muy negativo en su experiencia de Internet. Aprenda algunas de las causas más comunes para una conexión VPN lenta y qué puede hacer para aumentar esta velocidad.

How_to_speed_up_your_VPN_connection-Hero

¿Por qué es tan lenta mi conexión VPN?

Una VPN es un túnel cifrado a través de Internet que se extiende desde su dispositivo hasta un servidor VPN. Su tráfico pasa entonces por el sitio web o servicio que esté utilizando. Las VPN lo mantienen protegido en la red porque impiden que observadores externos, como su proveedor de Internet, su jefe o un hacker curioso fisguen en sus actividades en línea. También ocultan su dirección IP cuando utiliza Internet.

Hamburguer menu icon

Este artículo contiene:

    Como sus datos deben pasar a través del servidor VPN, es normal experimentar leves problemas puntuales de velocidad. No obstante, si todo está conectado y funciona correctamente, no debería notar demasiada diferencia.

    Una VPN lenta puede ser señal de que no ha configurado sus opciones para lograr un rendimiento óptimo, o puede señalar que hacen falta cambios más significativos.

    Cómo acelerar su VPN

    Hay muchas causas habituales para una VPN lenta. Aunque señalar la razón exacta puede resultar difícil, se pueden ir comprobando posibles motivos para ver si la situación mejora. Aquí proporcionamos seis métodos para intentar acelerar su conexión VPN:

    1. Pruebe con un servidor distinto

    Una VPN cifra su tráfico de Internet redirigiéndolo a través de un servidor especial. La mayoría de las empresas de VPN cuentan con servidores por todo el mundo, lo que tiene dos ventajas principales:

    1. Ubicación: Una VPN hará que su dirección IP parezca encontrarse en el mismo país que el servidor utilizado.

    2. Velocidad: En la mayoría de los casos, disfrutará de una velocidad mayor si se conecta a un servidor VPN situado geográficamente cerca de usted.

    Después de configurar la VPN, elija un servidor cercano. Como sus datos no tendrán que recorrer tanto camino para alcanzar el servidor VPN, notará un aumento en la velocidad. Si utiliza una VPN para obtener una dirección IP de un país determinado, las opciones serán mucho más limitadas.

    En ocasiones, los servidores populares se sobrecargan si muchas personas se conectan al mismo tiempo, por lo que no dude en elegir otro situado un poco más lejos si los más cercanos son demasiado lentos. Deberá probar varios servidores antes de dar con el más apropiado para usted, así que sea paciente y experimente.

    La VPN puede ofrecerle la opción de seleccionar automáticamente un servidor, y suele hacerlo en función de la velocidad. Deje que la VPN elija un servidor óptimo y compruebe si la experiencia mejora.

    Connect to a VPN that's located close to you for faster speeds.

    2. Cambie la configuración del protocolo

    Los protocolos VPN son los sistemas que los servidores VPN emplean para establecer una conexión y cifrar sus datos. Existen muchos diferentes, cada uno con sus ventajas y sus desventajas. Puede indicar a su cliente VPN que utilice un protocolo determinado. Si su configuración de protocolo actual no le ofrece el rendimiento necesario, plantéese un cambio.

    OpenVPN, desarrollado en 2001, es probablemente la mejor opción para obtener velocidad y estabilidad sin comprometer la seguridad, y es el que la mayoría de las VPN de calidad emplean por defecto. Elija el protocolo OpenVPN si está disponible en su aplicación VPN. Si no es así, pruebe con L2TP/IPSec o, para dispositivos móviles, IKEv2.

    WireGuard es un moderno protocolo VPN que aún no está disponible de forma general porque sigue en desarrollo, aunque algunos proveedores de VPN ya lo ofrecen. PPTP es a menudo el protocolo más rápido, aunque solo debido a su método de cifrado, anticuado y poco seguro. Utilice PPTP únicamente si no le preocupa la seguridad mientras navega.

    Dentro de un protocolo determinado, también puede probar a cambiar entre UDP y TCP, los dos métodos que las VPN emplean para enviar datos por Internet. Puede que, en su caso, uno de ellos funcione mejor que el otro.

    3. Cambie a un proveedor de VPN más rápido

    Si sigue teniendo problemas de velocidad después de probar las dos soluciones anteriores, tal vez sea hora de cambiar de aires. Tal vez su proveedor actual de VPN no ofrezca la mayor velocidad del mercado. Puede que no utilice técnicas apropiadas de equilibrado de carga entre servidores, o que su infraestructura y las conexiones de red no estén a la altura.

    Con tantas VPN comerciales pugnando por su suscripción, hay opciones de sobra para elegir. Investigue y busque una VPN que cumpla sus requisitos de seguridad, velocidad y precio, pero, sobre todo, asegúrese de elegir un proveedor fiable como Avast y su Avast SecureLine VPN.

    Las VPN ocultan su actividad en línea a todos con una excepción: el propio proveedor de las mismas. Busque un proveedor que no guarde registros de lo que hace mientras está conectado a los servidores y documéntese a fondo para ver qué experiencias han tenido otros usuarios. Avast no guarda registros y ofrece una amplia variedad de veloces servidores por todo el mundo.

    4. Compruebe su conexión a Internet

    Antes de abandonar su proveedor actual, plantéese la posibilidad de que el problema no sea la VPN. Una buena VPN seguirá siendo lenta si la conexión a Internet es lenta, así que dedique un momento a analizar si la conexión funciona del modo esperado.

    Primero, desconecte la VPN, de modo que se conectará a Internet directamente. A continuación, realice un test de velocidad de Internet visitando una de las muchas herramientas disponibles en línea. Siga las instrucciones del sitio elegido para realizar el test y compare los resultados con lo prometido por su proveedor de servicios de Internet (ISP).

    Performing an internet speed test at www.speedtest.netSi el test de velocidad arroja resultados inferiores a lo que debería recibir, es probable que el problema no sea de la conexión VPN. Pruebe a reiniciar el router para ver si así se acelera la conexión a Internet. Si no es así, tal vez sea el momento de hacer una llamada al ISP. Obtendrá la mejor velocidad de su VPN con una conexión a Internet rápida.

    5. Utilice una conexión Ethernet con cable

    La conexión Wi-Fi es la norma hoy en día, pero raramente es tan rápida o estable como una conexión Ethernet dedicada. En cuanto se prescinde de los cables, se abre la puerta a interferencias en la señal que perjudiquen el rendimiento. Una conexión Ethernet preserva la ruta directa hacia Internet.

    Muchos portátiles modernos ya no incluyen puertos Ethernet, pero si el suyo lo tiene, pruébelo. En el mercado también hay numerosos adaptadores que permiten a los dispositivos más modernos conectar un cable Ethernet. Compruebe si con una conexión con cable mejora la velocidad de su VPN.

    6. Líbrese de las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano en su dispositivo

    La VPN no es la única aplicación de su dispositivo que utiliza Internet. Es posible que haya varios programas funcionando discretamente en segundo plano, consumiendo ancho de banda y recursos sin que usted se percate. Cuanta más actividad haya en su conexión a Internet, más lenta parecerá la VPN. Además, en una conexión de datos móviles, esta actividad no deseada puede acabar consumiendo todos sus datos antes de que se dé cuenta.

    Elimine archivos basura y programas no deseados para acelerar un dispositivo PC, Mac, Android o iOS, y restablezca el rendimiento de su conexión a Internet. Un equipo o teléfono más rápido y optimizado será más capaz de concentrar los recursos en los programas que sí desee utilizar. Al haber más ancho de banda disponible, la VPN debería funcionar mucho más rápido que antes.

    Elija una VPN que no lo ralentice

    Puede evitarse todos los procedimientos anteriores seleccionando una VPN que se actualice continuamente para proporcionarle la máxima velocidad disponible. Avast SecureLine VPN es un rapidísimo túnel privado a través de Internet impulsado por una red de servidores seguros repartidos por todo el mundo. Ahórrese los dolores de cabeza de la optimización y el mantenimiento regulares con una VPN diseñada pensando en su comodidad.

    Conéctese en privado en su iPhone
    con Avast Secureline VPN

    PRUEBA GRATUITA

    Conéctese en privado en su Android
    con Avast Secureline VPN

    PRUEBA GRATUITA