academy
Seguridad
Privacidad
Rendimiento
Seleccione el idioma
Avast Academy Privacidad VPN ¿Qué es una VPN y cómo funciona?

¿Qué es una VPN y cómo funciona?

Una VPN (red privada virtual) es una de las mejores herramientas para garantizar la privacidad en Internet. Una VPN cifra su conexión y mantiene su anonimato mientras navega, compra o realiza operaciones bancarias en línea. Siga leyendo para averiguar la definición completa de una VPN, cómo funciona y por qué necesita una.

What_is_a_VPN_and_how_does_it_work-Your_Essential_Guide-Hero

¿Qué es una VPN?

Una red privada virtual (VPN) es una conexión segura y cifrada entre dos redes, o entre un usuario determinado y una red. Las VPN le permiten ocultarse mientras navega por Internet.

Hamburguer menu icon

Este artículo contiene:

    Las VPN, que al principio eran novedosas soluciones tecnológicas, se han convertido en herramientas necesarias. Su función básica es la de proteger la privacidad en la red para evitar ser blanco de ataques o quedar discriminado por encontrarse en una ubicación determinada.

    Si sigue sin tener muy claro lo que es una VPN, puede intentar visualizarla. Imagine que Internet es una autopista de verdad y que la recorremos en motocicleta. Visitamos nuestros lugares (sitios web) favoritos, hacemos compras en tiendas, consultamos nuestras acciones, leemos las noticias, jugamos y mucho más.

    Encima de su moto, es completamente visible. Cualquiera que desee hacerlo puede seguirlo por estas autopistas digitales, ver quién es y echar un vistazo a su vida privada. Para ver su actividad en línea, quién es usted, los sitios que le gusta visitar y mucho más, solo hay que mirar. Y puede ser peor: le pueden seguir hasta casa. Está localizable.

    En vez de recorrer abiertamente la autopista de Internet, puede utilizar un túnel privado: una red privada virtual. Una VPN actúa como un túnel personal que le rodea, enmascara su anonimato e impide que nadie pueda ver adónde va o qué hace. Para abandonar la metáfora, una VPN cifra su conexión y oculta su dirección IP.

    ¿Qué oculta una VPN?

    Las VPN operan en el nivel del sistema operativo, así que redirigen todo su tráfico a través de otros servidores. Eso significa que todo su tráfico en línea, además de su ubicación física, permanecen ocultos mientras navega por Internet. Cuando accede a un sitio a través de un servidor VPN, como origen de su conexión se muestra uno de los muchos routers VPN (denominados servidores proxy), no el suyo real. Por tanto, ni los propietarios del sitio ni nadie que intente espiarlo podrán deducir quién es.

    Una VPN es lo más parecido al anonimato en línea sin usar la red Tor, que envía la conexión a una red de repetidores voluntarios distribuidos por todo el mundo, con lo que la actividad web se encuentra en constante movimiento y nadie la puede localizar. Las VPN no usan este protocolo, pero ofrecen una protección suficiente (y fundamental) al transitar las autovías virtuales de hoy en día, un entorno infestado de hackers donde no existen regulaciones.

    A la hora de buscar privacidad en línea, las VPN, Tor y los servidores proxy son opciones válidas, aunque una VPN ofrece el mejor equilibrio entre seguridad y velocidad.

    Tanto si desea permanecer seguro en una Wi-Fi pública, proteger su información de banca en línea o camuflar su ubicación ante los proveedores de contenido y los anunciantes, una VPN le proporcionará la privacidad que busca.

    ¿Cómo funcionan las VPN?

    Las redes privadas virtuales fueron desarrolladas por Microsoft en 1996 como un modo de que los empleados remotos accedieran de forma segura a la red interna de la empresa. Como el resultado fue la duplicación de la productividad, otras compañías comenzaron a adoptar esta práctica. Hoy en día, las VPN empresariales que permiten el trabajo remoto son un estándar en el paisaje global.

    Posteriormente, los desarrolladores comprendieron que este «túnel» seguro podían utilizarlo usuarios de a pie que quisieran conectarse de forma segura a la mayor de las redes del planeta: la World Wide Web (Internet, para entendernos). Las VPN se han convertido en la piedra angular de la privacidad en línea en el sector de consumo.

    Pero ¿qué hace exactamente una VPN?

    En vez de enviar su tráfico de Internet (p. ej., sus búsquedas, cargas y descargas) directamente al proveedor de servicios de Internet (ISP), una VPN pasa primero este tráfico a través de un servidor VPN. De ese modo, cuando los datos se transmiten finalmente a Internet, parecen proceder del servidor VPN, no de su dispositivo personal.

    Sin una VPN, su dirección IP (un número especial y exclusivo de su red doméstica) es visible para toda la web. Una VPN enmascara su dirección IP, actúa como intermediario y redirige su tráfico. También añade cifrado, un túnel que rodea su identidad, cuando se conecta. La combinación del servidor VPN y el túnel de cifrado impide que su ISP, las autoridades, los hackers o cualquier otra parte espíen sus actividades mientras navega por Internet.

    A VPN hides you from your ISP, the government, and hackers.

    ¿Cómo funciona el túnel de cifrado?

    El cifrado es un método que convierte un texto normal en un batiburrillo de código ilegible. Una clave, o descifrador, devuelve el texto a su estado normal, para que vuelva a ser información legible. Cuando utiliza una VPN, solo su dispositivo y el proveedor de VPN guardan la clave de descifrado. Cualquier otro que intentara espiarlo no vería más que una sopa de caracteres.

    Existen tres tipos principales de cifrado: hashing, criptografía simétrica y criptografía asimétrica. Cada tipo tiene sus puntos fuertes y débiles, pero, en definitiva, todos hacen lo mismo: mezclan los datos para que nadie los pueda utilizar.

    Distintos proveedores de VPN ofrecen diferentes grados de cifrado. Avast SecureLine VPN utiliza una combinación de hashing, criptografía simétrica y criptografía asimétrica para obtener un cifrado AES de 256 bits: el estándar que emplean los bancos y las fuerzas armadas.

    Avast ofrece una capa adicional de protección con nuestro sistema de resolución DNS. El DNS (sistema de nombres de dominio) es lo que traduce las direcciones IP numéricas en las URL basadas en texto, más fáciles de recordar. El DNS es el mecanismo que permite escribir el nombre de un sitio, como «avast.com», en vez de una larga cadena de números. Los ciberdelincuentes pueden controlar las solicitudes del DNS para rastrear sus movimientos en la red, pero el sistema de resolución DNS de una VPN está diseñado para frustrar sus ataques con maniobras de cifrado. Avast se asegura de proteger mediante un cortafuegos todo el tráfico IPv4 procedente de su dispositivo y también desactiva las solicitudes IPv6.

    Las aplicaciones de VPN son legales en la mayoría de los países, especialmente los democráticos. Incluso China permite en cierta medida el uso de las VPN, aunque no es una tecnología que guste mucho a sus gobernantes.

    Diferentes tipos de VPN

    Hay dos tipos fundamentales de VPN. Una VPN de acceso remoto permite a los usuarios conectarse a otra red, ya sea Internet o el sistema interno de su empresa, a través de un túnel privado que está cifrado.

    A remote-access VPN allows you to connect to a company's internal server or the public internet.

    El otro tipo es la VPN de sitio a sitio, que también se denomina VPN de router a router. Esta clase de VPN se utiliza sobre todo en entornos corporativos, particularmente cuando una empresa cuenta con sedes en varios emplazamientos. La VPN de sitio a sitio crea una red interna cerrada donde los distintos emplazamientos pueden conectarse entre sí. Esto se conoce como intranet.

    A site-to-site VPN is used to create an intranet.

    Existen varios protocolos de VPN, o métodos de seguridad. El más antiguo es PPTP, el protocolo de túnel de punto a punto, que hoy en día se sigue usando, aunque se considera uno de los menos seguros. Otros protocolos son IKEv2, L2TP/IPSec, SSL, TLS, SSH y OpenVPN. Como protocolo de código abierto, OpenVPN está entre los más seguros porque cualquier vulnerabilidad en su programación se detecta y parchea rápidamente.

    ¿Por qué usar una VPN?

    ¿Realmente necesita una VPN? Resumiendo: sí. Hay varias razones importantes para hacerse con una VPN, y las principales son la privacidad y el acceso.

    Las redes Wi-Fi públicas, como las de las cafeterías, aeropuertos y otras áreas públicas, son increíblemente peligrosas. Un hacker no tiene más que conectarse a la misma red para espiar fácilmente todas sus actividades. Una VPN actúa como una capa de invisibilidad que oculta todo lo que hace en su teléfono o equipo.

    ¿Y por qué utilizar una VPN en casa? Las VPN también le permiten ocultarse de su proveedor de servicios de Internet (ISP), de las autoridades y de los anunciantes, por lo que puede evitar la censura, la discriminación de precios y el bloqueo geográfico de contenido multimedia.

    En 2017, Estados Unidos abandonó la neutralidad de la red, el principio de que los ISP deben tratar con igualdad todos los datos de Internet, un asunto que sigue siendo objeto de demandas legales. La eliminación completa de la neutralidad de la red daría vía libre a los ISP para recopilar y vender sus datos personales, lo que incluye su historial de navegación, su ubicación física, sus datos médicos e incluso su número de la Seguridad Social. También permitiría a un ISP ralentizar su conexión si realiza muchas descargas o streaming y, en general, abriría la puerta a discriminar a determinados usuarios de Internet. Una VPN impide al ISP ver su historial de búsqueda y otros datos personales.

    Beneficios adicionales de una VPN

    • Transmisiones de contenido desde cualquier sitio: si está en el extranjero e intenta acceder a una cuenta de trasmisión de vídeo que usa en EE. UU., es posible que algunos programas no estén disponibles en esa región. Sin embargo, si se conecta usando una dirección IP ubicada en EE. UU., podrá ver todos sus programas favoritos al instante, exactamente como si estuviera en casa.

    • Acceder a páginas bloqueadas: ciertas instituciones (colegios, bibliotecas, empresas, etc.) restringen el acceso a ciertas páginas web, como las de redes sociales, pero la conexión cifrada que proporciona la VPN permite el acceso a través de un túnel.

    • Evitar la censura: todos los mandatarios tienen intenciones ocultas, y algunos llegan hasta extremos insospechados para controlar la información. Aunque, desde luego, evadir las restricciones gubernamentales podría considerarse ilegal en algunos de estos países, nosotros creemos en la libre expresión sin adulteraciones.

    • Evitar la discriminación de precios: la discriminación de precios puede afectarle de dos maneras. Uno de ellos es la ubicación: el coste de la vida en ciudades como San Francisco o Nueva York es más alto y, por lo tanto, los ingresos de sus habitantes son más elevados. Algunos negocios son muy astutos y, aprovechando esta coyuntura, configuran sus sitios para que los usuarios de estas zonas vean unos precios mayores en los productos (por ejemplo, en los billetes de avión).

      El otro frente en que la discriminación de precios le puede afectar es el del ISP, que rastrea sus compras y preferencias. Cuando se percata de que el usuario siempre compra un mismo producto, el ISP puede venderle al fabricante su información. Luego, sabiendo que el usuario va a comprar ese producto, le puede subir el precio. La privacidad y el anonimato de una VPN protegen frente a este tipo de engaños.

    • Nadie le sigue el rastro: es necesario recalcar la importancia de evitar que hackers, ciberdelincuentes, empresas, las autoridades o su proveedor de servicios de Internet sigan sus huellas. Libérese de la represión, el engaño y la discriminación.

    Avast SecureLine VPN hace que su conexión sea segura, tanto si está en casa como si se ha conectado a una Wi-Fi pública. Utilice nuestra VPN en todos sus dispositivos para disfrutar de auténtica privacidad digital. Acceda a páginas bloqueadas, evite la discriminación de precios y mantenga privados sus asuntos privados.

    Desventajas de las VPN

    Como con cualquier tipo de tecnología, el uso de una VPN también presenta algunas desventajas.

    • Velocidad potencialmente inferior: el tráfico web debe realizar más pasos de lo habitual cuando está conectado a una VPN, lo que podría provocar una ralentización perceptible. Puesto que este ha sido el principal motivo de queja respecto a las VPN, los desarrolladores han tomado nota. Muchos han logrado optimizar la velocidad y el rendimiento hasta el punto de que los que usan estas VPN pueden ver vídeos y jugar de forma fluida sin ningún inconveniente. Además, consulte nuestros trucos adicionales para acelerar su conexión VPN.

    • Desafíos de QoS: QoS son las siglas en inglés de «calidad de servicio» y describen el rendimiento de un servicio o red. Todavía no existe una norma para que las VPN puedan evaluar y publicar estas mediciones. Debido a la ausencia de métricas, tenemos que basarnos en reseñas de profesionales y el boca a boca para saber qué es lo mejor.

    • Bloqueos de VPN: algunos negocios comprueban cómo las VPN dan a sus usuarios carta blanca para acceder a los contenidos. Para combatir esto, las compañías están empezando a bloquear el acceso a las direcciones IP de VPN conocidas, pero no es tan fácil vencer en esta lucha, ya que a las VPN les basta con activar nuevas direcciones IP.

    • No hay protección contra cookies: aunque una VPN hace su trabajo, que es cifrar y proteger sus actividades, no puede bloquear las cookies, algunas de las cuales son necesarias para que los sitios funcionen correctamente. Las cookies malas, las de seguimiento, pueden seguir almacenándose en su navegador e identificar quién es. Por fortuna, es muy fácil eliminar las cookies de seguimiento. O mejor todavía: utilice un navegador privado, como Avast Secure Browser, que impide que las cookies de seguimiento le persigan por Internet.

    • La privacidad no es total: aunque una VPN bloquea a su ISP, a las autoridades, a los hackers y a otros fisgones, el propio proveedor de la VPN puede ver su actividad en Internet si así lo desea. Por eso es tan importante que elija un proveedor fiable y que no guarde registros, como Avast (nunca realizamos un seguimiento de los sitios que visita, las aplicaciones y servicios que utiliza o el contenido que consume).

    Pese a las desventajas anteriores, las VPN sin duda merecen la pena si le preocupa su privacidad en línea.

    ¿Puedo usar una VPN en cualquier dispositivo?

    Cualquier dispositivo que se conecte a Internet se beneficiará de la privacidad que proporcionan las VPN. La mayoría de los proveedores de VPN ofrecen sus servicios en múltiples plataformas. Avast SecureLine VPN cubre hasta cinco dispositivos (PC, Mac, Android y iOS) con una cuenta. La VPN de Avast también funciona en televisores inteligentes con Android TV.

    VPNs work on all PCs, tablets, and mobiles.

    Equipos, tabletas y teléfonos pueden conectarse de forma individual a una VPN, pero no resulta tan sencillo con los dispositivos inteligentes (aparte de los televisores antes mencionados). Para los demás dispositivos IoT, la mejor opción es configurar el router con protección VPN. De ese modo, todos los dispositivos que se conecten a través de ese concentrador principal estarán protegidos. Algunos routers se venden con el software VPN ya integrado.

    You can use a VPN on your router to protect your privacy on all connected devices.

    Es bastante sencillo configurar una VPN: la mayoría de los servicios orientan al usuario por el proceso de obtener la aplicación desde su página de descargas. Por ejemplo, después de descargar Avast SecureLine VPN e iniciar la aplicación, el servicio comenzará a funcionar con solo tocar un botón.

    Aspectos que se deben tener en cuenta al elegir una VPN

    Existen muchos proveedores de VPN. ¿Cómo se escoge entre todos ellos? Lo primero que debe tener en cuenta es que los servicios VPN gratuitos son de baja calidad y deben evitarse. Las VPN gratuitas presentan muchos problemas, como los siguientes:

    • Mala seguridad: muchas opciones gratuitas emplean protocolos de seguridad más débiles, como PPTP.

    • Menos servidores: la velocidad puede desplomarse si no hay servidores suficientes para cubrir el ancho de banda necesario si hay un gran número de usuarios.

    • Publicidad molesta: algunas VPN gratuitas dependen de la publicidad para generar ingresos con su aplicación.

    • Límites de descarga: los servicios gratuitos suelen imponer límites muy restrictivos respecto los datos que se pueden descargar, o incluso cargar.

    Muchos servicios de pago de calidad ofrecen una prueba gratuita, para que pueda explorar el servicio antes de comprometerse. Un servicio VPN de pago es esencial para disfrutar de una navegación segura y fiable, pero ¿cómo se elige un proveedor? Hay muchos factores a tener en cuenta al seleccionar la aplicación VPN perfecta:

    • Velocidad: la VPN debe ofrecer una velocidad suficiente, pero muchos proveedores tienen problemas para garantizar una velocidad que permita descargar o hacer streaming.

    • Reputación: para conocer bien el rendimiento de una VPN, lea reseñas de consumidores y de profesionales. Además, desde que el problema de la neutralidad de la red se puso en primer plano han surgido muchas VPN falsas, así que debe asegurarse de su autenticidad.

    • Direcciones IP compartidas: elija una VPN que ofrezca IP compartidas. Mezclarse entre una multitud de usuarios anónimos añade a su navegación otra capa de privacidad.

    • Servidores: al hablar de rendimiento, más servidores significa una mejor navegación, ya que cada uno de ellos tendrá menos usuarios. Asimismo, cuanto más cerca se encuentre de un servidor, más rápida y fiable puede ser la conexión.

    • Cifrado: AES-256 (estándar de cifrado avanzado) constituye el estándar de cifrado más elevado hasta la fecha. Es prácticamente imposible de crackear, ya que su número de combinaciones es superior al número de estrellas que hay en el universo.

    • Protocolo: evite los protocolos de seguridad más débiles, como PPTP, y vaya a por OpenVPN, más fiable.

    • Registros de datos: elija un servicio VPN que no guarde registros de datos (lo que, básicamente, sería un resumen de sus movimientos por Internet). Lea la política de la VPN para ver si recopila información de los usuarios.

    • Servicio de atención al cliente: las mejores VPN ofrecen un servicio de atención al cliente dispuesto a ayudarlo si ocurre algo.

    • Prestaciones: tenga presente qué es lo que más le interesa y asegúrese de que la VPN que elija sea compatible con sus necesidades. Por ejemplo, algunas VPN no permiten usar BitTorrent y otras sí. Algunas imponen límites de descarga y otras no. Algunas ofrecen bloqueador de anuncios, cortafuegos, sistemas kill switch, conexiones simultáneas o la posibilidad de cambiar la ubicación del servidor a voluntad. Averigüe qué es más adecuado a su estilo de vida en línea.

    • Prueba gratuita: muchas VPN ofrecen pruebas gratuitas y siempre es buena idea probarlas primero. Pruebe la facilidad de uso y el rendimiento de la VPN antes de decidir si quiere comprarla o no.

    Una VPN en la que puede confiar

    ¿Se pregunta cómo descargar una VPN? ¡Podemos ayudarlo! Avast SecureLine VPN ofrece una velocidad enorme y prestaciones de máxima calidad. Cuenta con servidores en 55 ubicaciones de 34 países para mantener oculta su actividad en línea. Puede ignorar los bloqueadores de contenido y evitar tanto a los anunciantes que siguen su ubicación como a los hackers que espían a través de una Wi-Fi pública. Avast le ofrece la seguridad más potente con el cifrado AES-256 de nivel bancario, el protocolo OpenVPN y la ausencia de registros de sus actividades de navegación. Dele una vuelta con nuestra prueba gratuita.

    Conéctese en privado en su iPhone
    con Avast Secureline VPN

    PRUEBA GRATUITA

    Conéctese en privado en su Android
    con Avast Secureline VPN

    PRUEBA GRATUITA