academy
Seguridad
Privacidad
Rendimiento
Seleccione el idioma
Avast Academy Privacidad Streaming ¿Qué es el streaming y cómo funciona?

¿Qué es el streaming y cómo funciona?

¿Qué es el Streaming? El streaming en Internet le permite ver vídeos, escuchar música e incluso presenciar acontecimientos en directo desde su PC, portátil, smartphone, tableta o televisión inteligente conectado a Internet. La tecnología de streaming abre la puerta a un mundo de nuevas fuentes de entretenimiento e información.

What_is_Internet_Streaming_and_How_Does_it_Work-Hero

¿Qué significa exactamente streaming?

El streaming es un tipo de tecnología multimedia que envía contenidos de vídeo y audio a su dispositivo conectado a Internet. Esto le permite acceder a contenidos (TV, películas, música, pódcast) en cualquier momento que lo desee, en un PC o un móvil, sin someterse a los horarios del proveedor.

Hamburguer menu icon

Este artículo contiene:

    El streaming supone un gran cambio en la forma en la que accedemos a los contenidos multimedia. No hace mucho, todos dependíamos de los servicios de las emisoras para acceder a las noticias y al entretenimiento. Usábamos radios y televisores para recibir lo que la emisora quisiera emitir y escuchábamos los programas que ofrecían en su horario.

    Todo eso ha cambiado con Internet. Ahora podemos consumir la música, las noticias, los programas de TV y las películas que queramos, cuando y donde queramos. Y podemos hacerlo desde casi cualquier dispositivo: smartphone, tableta, PC e incluso la televisión.

    Todo esto es posible gracias al streaming. La tecnología de streaming marca una diferencia fundamental en la forma de distribuir el contenido. Le facilita ver una película en su PC o escuchar un pódcast en su móvil en el momento en el que lo desee. Y lo mejor de todo es que no tiene que saber nada especial para reproducir una película, está disponible con solo tocar un botón. 

    Streaming frente a emisiones: ¿cuál es la diferencia?

    Por emisiones, nos referimos a una única estación que envía su señal a través de las ondas, que son captadas por receptores que sintonizan esa señal. Cada receptor recibe la misma información simultáneamente. Por eso tiene que consultar la guía para saber cuándo estará disponible un programa en concreto. En otras palabras, una sola fuente distribuye a muchos receptores al mismo tiempo.

    Por contra, el streaming hace referencia a una sola fuente que envía contenido a un único destino a través de una conexión digital (como Internet). Esta misma información puede ser enviada a otros destinos, incluso si su petición se ha realizado en otro momento. Como resultado, varios destinatarios pueden acceder al contenido en su propio horario.

    Un servicio de televisión por cable suele proporcionar ambos tipos de distribución. La programación de noticias o eventos deportivos se envían a muchos hogares al mismo tiempo, puede verlos cuando los programas estén disponibles. Muchos servicios de cable le permiten también «grabar» un programa para no perdérselo y poder verlo luego, cuando le resulte más cómodo; el contenido se enviará luego a su televisor cuando quiera reproducirlo.

    Con cientos de miles de fuentes de contenido multimedia en Internet, puede acceder a retransmisiones de contenidos de lo que sea que le interese. Desde gatos hasta cocina, desde política hasta polo, desde vino hasta carpintería, siempre hay algo para cada uno de nosotros en Internet. De hecho, puede acceder a tantos contenidos a través de diferentes servicios de streaming que mucha gente ha preferido «cortar el cable», cancelando caros servicios de suscripción a TV por cable o satélite para acceder solo a contenidos por streaming.

    Streaming frente a descarga: ¿cuál es la diferencia?

    El streaming difiere de la descarga en varios aspectos importantes. Descargar significa transferir archivos desde una fuente a su propio equipo (u otro tipo de dispositivo). Este proceso da como resultado un archivo que se guarda en su equipo.

    Como en el caso del streaming, puede acceder a un archivo descargado cuando lo desee. A diferencia del streaming, no necesita de una conexión a Internet activa para acceder al archivo una vez que este se descargue.

    Por otro lado, cuando descarga un archivo, necesita disponer de espacio suficiente para guardar todo el archivo. Una película normal en alta definición (HD) consume entre 4 y 5 GB de espacio en el disco duro de un equipo o un dispositivo móvil. Esto puede llenar el espacio de almacenamiento del dispositivo con bastante rapidez. Por contra, si reproduce una película por streaming, no tiene que guardar el archivo, por lo que no necesitará toda esa capacidad de almacenamiento.

    Otro problema de las descargas es que, por lo general, no podrá comenzar a ver o escuchar el archivo hasta que no finalice la descarga. Esto no supone ningún problema si dispone de una veloz conexión de banda ancha, pero puede ser frustrante con un servicio más lento. Una película normal en HD puede tardar nueve minutos en descargarse con una conexión de 50 Mbps, pero una hora y cuarto con un servicio de 5 Mbps.

    Broadcasting vs. Streaming vs. Downloading

    Emisiones frente a streaming frente a descarga

    ¿Cómo funciona el streaming?

    ¿Cómo funciona realmente la tecnología de streaming? En las emisiones de los medios de comunicación, los sonidos e imágenes se codifican en ondas y después son descodificadas por receptores de radio o televisión. El streaming en Internet funciona de forma diferente.

    No hay un solo canal abierto entre la fuente y el destino. En lugar de ello, la fuente agrupa los datos en pequeños paquetes y los envía a través de Internet. Es similar a lo que ocurre cuando envía un correo electrónico o publica algo en un sitio web. Esos paquetes individuales pueden viajar desde la fuente a su dispositivo a diferentes velocidades. Cada uno está etiquetado para que su dispositivo pueda ponerlos en el orden correcto.

    Una vez que su dispositivo dispone de los paquetes consecutivos suficientes y está listo para reproducirlos, comienza el streaming de contenido. Este proceso se conoce como buffering. Si su conexión a Internet no es lo suficientemente rápida para obtener los paquetes a tiempo cuando los necesita, el contenido podría no reproducirse correctamente. (Vea «Problemas de streaming» más abajo.)

    Tenga en cuenta que buffering es diferente de la descarga progresiva. Este término hace referencia a algunas descargas que le permiten comenzar a reproducir el contenido antes de que se guarde completamente el archivo. Aún tendrá que guardar todo el archivo en su dispositivo, y puede tener problemas parecidos si los datos no se descargan tan rápido como se usan para la reproducción.

    Tipos de streaming en Internet

    Puede escuchar o ver casi cualquier cosa usando la tecnología de streaming. Muchos servicios proporcionan acceso gratuito, otros requieren una suscripción de pago u otro tipo de cuota. Puede encontrar diferentes tipos de servicios de streaming disponibles para eventos en vivo, vídeo y películas, música y juegos.

    Streaming en vivo

    El streaming en vivo le proporciona acceso a eventos en el momento en que suceden. Los deportes profesionales son algunos de los eventos deportivos más populares de streaming en vivo, pero esta categoría también incluye emisiones de radio y vídeos en vivo de canales de redes sociales como Facebook.

    Por ejemplo, la Super Bowl LII tuvo un pico de 3,1 millones de espectadores por streaming, con una audiencia en línea promedio de 2 millones. El partido de fútbol americano es uno de los acontecimientos deportivos mas vistos por streaming, pero su audiencia es pequeña si se compara con la tradicional: otros 100 millones de televidentes siguieron la emisión.

    ¿Cómo funciona el streaming de vídeo en vivo?

    El streaming en vivo funciona de forma bastante sencilla: Sintoniza una fuente que transmite el evento. A menudo puede encontrar retransmisiones en vivo de noticias de política, conciertos de música y acontecimientos interactivos de redes sociales. Incluso puede encontrar fuentes que proporcionan retransmisiones en vivo de emisoras de radio y televisión locales y de todo el mundo.

    Streaming de vídeo

    El contenido de streaming más popular es el vídeo. Ya se trate de fragmentos cortos de vídeo o de largometrajes, la mejor forma de verlos es usar un servicio de streaming. YouTube es la fuente de vídeo más conocida, la gente ve unos 5000 millones de vídeos en YouTube cada día. Y se cargan 300 horas de nuevos contenidos en el sitio cada minuto.

    El bloqueo geográfico hace referencia a los sistemas que controlan el acceso a los contenidos según su ubicación. Este control específico está motivado por el copyright y otras razones. Por ejemplo, algunos servicios proporcionan derechos para mostrar cierta película a audiencias de EE. UU., pero no en Europa (o viceversa).

    En algunos casos, puede eludir el bloqueo geográfico usando una red privada virtual (VPN). Una VPN le proporciona una conexión a Internet más segura y ofrece el beneficio adicional de aparecer conectado desde una ubicación diferente a la original. Por ejemplo, si se suscribe a un servicio de streaming de vídeo en los EE. UU., puede que no tenga acceso a él cuando viaje a otros países. Podría usar Avast Secureline VPN para acceder al contenido por el que ha pagado incluso fuera de los EE. UU.

    ¿Cómo funciona el streaming de vídeo?

    El streaming de vídeo es una forma de acceso a los datos que se basa en «guardar y enviar». Esto significa que los archivos se guardan en un servidor al que puede acceder bajo demanda cuando lo desee. Mucha gente puede acceder al mismo contenido a la vez, pero cada uno de ellos puede comenzar o parar lo que están viendo sin afectar a los demás. Algunos servicios -Como Netflix y Hulu- cargan una cuota de suscripción para acceder, mientras que YouTube y otros le permiten acceder gratis al contenido, pagando sus facturas mediante la publicidad.

    Streaming de música

    Es fácil escuchar música desde servicios de streaming, tanto gratuitos como por suscripción. Lo único que necesita es registrase en un sitio como Apple Music o Spotify. Puede encontrar rápidamente la música de un artista, si sabe lo que desea escuchar o bien seleccionar un género y descubrir nuevas canciones. Algunos sitios de streaming de música le ofrecen sugerencias según sus hábitos anteriores de escucha y las canciones que ha dicho que le han gustado. 

    El streaming de música ha cambiado los hábitos de escucha de millones de personas. Tras alcanzar un pico de ventas de 943 millones de unidades en el año 2000, las ventas de CD de música en los EE. UU. Se desplomaron hasta los 52 millones de copias en 2018. Al principio, la gente compró y descargó archivos MP3, pero también estos han declinado. De acuerdo con BuzzAngle Music, las ventas digitales en los EE. UU. cayeron más de un 28 % en un año, de más de 620 millones de unidades en 2017 a cerca de 450 millones de unidades en 2018.

    ¿La razón? El audio en streaming Durante el mismo periodo, el streaming bajo demanda se incrementó de cerca de 600 millones de unidades a más de 800 millones, un aumento de más de un tercio en solo un año. Según la RIAA, la música en streaming representa actualmente un 75 por ciento del total de ingresos de las grabaciones de música en EE. UU.

    ¿Cómo funciona el streaming de música?

    Los servicios de música, al igual que los de vídeo, guardan archivos de grabación para que acceda a ellos cuando lo desee. Algunos están disponible de forma gratuita, financiados con anuncios, como Pandora y Spotify. Estos servicios también ofrecen opciones de suscripción prémium sin anuncios. 

    Los servicios de streaming de sonido no se limitan a la música. También puede escuchar pódcast y audiolibros, además de recibir emisoras de radio de todo el mundo.

    Streaming de juegos y aplicaciones

    También puede utilizar el streaming para los videojuegos interactivos. Antes podía comprar un juego en un medio físico y jugarlo o instalarlo en su videoconsola o su PC. De los juegos físicos se pasó a la descarga, pero aún tenía que jugar en su dispositivo local; y ocupar más de su preciado espacio de almacenamiento en disco.

    Ahora puede jugar en streaming y elegir juegos de una completa biblioteca. Puede adquirir un título o pagar una suscripción para acceder a una amplia gama de juegos. Puede jugar en su PC, tableta o smartphone; siempre que disponga de una conexión a Internet.

    La selección de juegos va de los sencillos rompecabezas y juegos de acción hasta los juegos más vendidos. Existen servicios de streaming de juegos para aquellos que desean explorar hasta proveedores con sus propios sitios de juegos en streaming.

    ¿Cómo funciona el streaming de juegos?

    Cuando realiza stream de juegos o aplicaciones, su dispositivo se convierte en un terminal del programa. Esto significa que además de recibir datos, como imágenes y sonidos, su dispositivo también los envía al servidor. Entre estos están las entradas del mando que se usan para controlar su personaje en el juego.

    Existen servicios que le permiten jugar a todo tipo de juegos. Al igual que sucede con el vídeo y la música, algunos requieren una suscripción, mientras que otros se financian mediante la publicidad.

    Sitios y servicios populares de streaming

    Bien se esté iniciando en el streaming o bien tenga ya algunos servicios favoritos, estas son algunas de las opciones más populares disponibles:

    En cuanto al streaming de vídeo, YouTube sigue siendo el rey. Ofrece de todo: desde vídeos cortos hasta películas completas. Incluye vídeos de pódcast y tutoriales sobre casi cualquier tema. Puede que no sepa que YouTube también emite contenido en directo, incluyendo noticias y deportes. Incluso puede alojar sus propios streams de vídeo en directo.

    Netflix es el sitio de suscripción líder en el streaming de películas y episodios de programas de TV, pero Amazon y Hulu también ofrecen muchas opciones. Roku ofrece acceso a una amplia variedad de canales gratuitos y por suscripción, incluyendo canales prémium como HBO y Showtime.

    Las opciones de streaming de música y pódcast son prácticamente interminables. iTunes de Apple es el líder, pero Amazon Music y Slacker son también buenas opciones. Spotify es fantástico si sabe qué desea escuchar, y Pandora es una buena forma de descubrir nuevos artistas y canciones que podrían gustarle. Y TuneIn Radio proporciona acceso a colecciones de música seleccionadas además del stream de audio de cientos de emisoras de radio y televisión

    Para el juego, Sony y Microsoft disponen de servicios de streaming que le permite jugar tanto en su PC como en sus consolas PlayStation y Xbox. Jump es otro servicio de suscripción que le permitirá jugar en una amplia variedad de plataformas. Google Stadia tiene previsto su lanzamiento para finales del 2019, y promete dar acceso a muchos de los juegos más populares.

    Los beneficios del streaming

    El streaming en Internet ha revolucionado la forma en la que consumimos multimedia. Ya estemos consultando las últimas noticias, escuchando a sus artistas musicales favoritos o dándose un respiro con vídeos de cachorros, podemos conectarnos en cualquier momento y lugar desde nuestros PC, tabletas o smartphones.

    Puede comenzar a ver o escuchar de forma casi instantánea, sin tener que esperar a que se descargue un archivo grande. Y como no está guardando archivos en su sistema, existe un riesgo mucho menor de que se quede sin espacio o descargue un código malicioso en su dispositivo.

    Además, el streaming le permite ver acontecimientos en vivo en el momento en el que se producen, sin tener que esperar a que se guarden los datos para que estén disponibles.

    Desde el ocaso del cable hasta la desaparición del CD de audio, el streaming ha cambiado la forma en la que interactuamos con todo tipo de medios.

    Los problemas del streaming

    El streaming de medios en Internet puede ser fantástico, pero existen algunas cosas que hay que tener en cuenta.

    Como mencionamos anteriormente, el almacenamiento en búfer puede ser un problema. Si los datos llegan a su dispositivo a una velocidad menor que la de reproducción, tendrá problemas con esta; se detendrá y continuará constantemente, ya que el sistema debe ponerla en pausa para adquirir los datos. Por ejemplo, Netflix recomienda disponer de un servicio de acceso a Internet de al menos 5 Mbit/s para ver películas en alta definición. Si su conexión es más lenta, Netflix reduce la resolución de la imagen para evitar retrasos en la carga, pero esto no sucede con todos los servicios de streaming. Afortunadamente, puede seguir algunos pasos para reducir problemas de búfer.

    Cada vez que accede a información en línea, debe cuidar su seguridad. No hay razones para preocuparse con los principales servicios, como Amazon o Netflix. Sin embargo, puede que corra algún riesgo al usar otros sitios, así que debería pensar en usar una buena herramienta de seguridad en Internet, como Avast Internet Security para proteger su dispositivo y sus datos.

    Como mencionamos anteriormente, es posible que no pueda acceder a todo el contenido que desea porque no está disponible en su ubicación. Puede resolver esto -y proporcionar más seguridad a su conexión- usando una red privada virtual como Avast Secureline VPN.

    Streaming en privado en su iPhone
    con Avast Secureline VPN

    PRUEBA GRATUITA

    Streaming en privado en su Android
    con Avast Secureline VPN

    PRUEBA GRATUITA