¿Qué es el pharming?

El pharming es una práctica fraudulenta semejante al phishing, con la diferencia de que en el primero, se manipula el tráfico legítimo de un sitio web para que dirija a los usuarios a sitios web falsos, pero muy similares en apariencia, que instalarán software malicioso en el equipo del visitante o que registrarán los datos personales del usuario, como sus contraseñas o sus datos bancarios. El pharming es especialmente peligroso porque, si afecta a un servidor DNS, incluso los usuarios con equipos protegidos y libres de malware pueden convertirse en víctimas.

Pharming
¿Qué tipos de pharming existen?

El pharming se presenta de dos maneras. En la primera, los hackers utilizan diferentes métodos para instalar virus u otro malware en el equipo del usuario. A continuación, este virus redirige su equipo del sitio que desea visitar (como su banco o un sitio de comercio electrónico) para llevarlo a otro que, aunque es en apariencia exactamente igual, resulta ser falso. La segunda forma de pharming es la que hace este tipo de ciberdelito especialmente peligroso. Consiste en que un ciberdelincuente infecta todo el servidor DNS, de forma que todos los usuarios que intentan acceder a él son redirigidos al sitio web falso.

¿Cómo se reconoce el pharming?

Si los hackers hacen bien su trabajo, es prácticamente imposible distinguir el sitio web falso en el que se roban los datos, pero aún así, existen determinadas medidas que puede tomar para reducir los riesgos. Por ejemplo, compruebe siempre la URL del sitio para asegurarse de que esté bien escrita. Segundo: asegúrese de que la URL haya cambiado a "https". La "s" es de "seguro", lo que significa que el sitio web es legítimo.

¿Cómo se hace frente a un sitio web de pharming?

Fundamentalmente, solo su ISP (proveedor de servicios de Internet) puede hacer algo para luchar contra los sitios web de pharming filtrando los redireccionamientos falsos y cerrando los sitios fraudulentos. Sin embargo, es posible tomar determinadas medidas para evitar el pharming. La más importante de ellas es disponer de un potente antivirus que detecte y elimine cualquier tipo de malware de su equipo que le pueda redirigir a sitios maliciosos.

Otras formas de impedir el pharming
  • Compruebe la URL de los sitios que visite para asegurarse de que sea la correcta
  • Utilice un proveedor de servicios de Internet de confianza y tenga cuidado con las páginas que visita
  • Utilice un software de seguridad para asegurarse de que los sitios que visita son de confianza
Protéjase contra el pharming

Más vale prevenir que curar, por lo que la primera línea de defensa es hacer todo lo posible para no resultar infectado. Evite cualquier sitio web sospechoso y nunca haga clic en enlaces de correos electrónicos de personas que no conozca. Pero sin duda, la única forma de estar seguro de que está protegido frente al pharming es utilizar una sólida solución de seguridad en Internet que proteja sus opciones de DNS y utilizar un navegador que le garantice que accede solo a sitios seguros y de confianza.

¿Por qué Avast?
  • El antivirus más utilizado alrededor del mundo: 400 millones de usuarios
  • Antivirus galardonado
  • Antivirus ganador en comparativas en múltiples ocasiones
  • "El antivirus con el menor impacto en el rendimiento del PC (AV Comparatives)"
  • Mejores funciones: protección invulnerable para las contraseñas, protección de red doméstica, limpieza del navegador y mucho más
  • Todo ello GRATIS
DESCARGA GRATUITA