98324495766
academy
Seguridad
Seguridad
Mostrar todo sobre Seguridad
Privacidad
Privacidad
Mostrar todo sobre Privacidad
Rendimiento
Rendimiento
Mostrar todo sobre Rendimiento
Seleccione el idioma
Seleccione el idioma
Avast Academy Seguridad Otras amenazas ¿Qué es la Web 3.0 (definición de Web3)?

¿Qué es la Web 3.0 (definición de Web3)?

La Web 3.0, o Web3, es un conjunto de valores y aplicaciones técnicas que definen una nueva era de la World Wide Web. Los principales ejemplos de la Web 3.0 son la ubicuidad, la descentralización, la inteligencia artificial, la cadena de bloques (blockchain) y la conectividad. Infórmese sobre lo que significa Web 3.0 y sus principales características. Entonces, obtenga la protección digital que necesita para su vida conectada con Avast.

AV-Lab-2022
2022
Avanzado en la Prueba
Wild Malware Test
AV-comp-top-product-2022
2022
Producto Mejor
Valorado
AV-Test-Top-product-icon
2022
Producto Mejor
Valorado
Academy-What-Is-Web-3-0-Hero

La Web 3.0 lo entiende todo. Entiende lo que usted quiere decir y el contexto en el que navega por la web, y puede reunir información de forma similar a los humanos. Las tecnologías Web 3.0 pueden leer entre líneas para descifrar la intención que hay detrás de sus solicitudes en línea. Según los partidarios de la Web 3.0, esos conocimientos más profundos transformarán nuestras vidas digitales.

Pero, ¿qué es exactamente la Web 3.0? Empecemos por el principio: el lanzamiento de la World Wide Web, también conocida como «Web 1.0».

Hamburguer menu icon

Este artículo contiene:

    Definición de Web 3.0, 2.0 y 1.0

    La Web 1.0 está basada en texto o web de solo lectura, la Web 2.0 es la web de la participación o web social, y la Web 3.0 es el sistema abierto, descentralizado y la web inmersiva.

    La Web 1.0 era la primera web, y consistía en texto estático e imágenes. La siguiente generación, la Web 2.0, se definió por la interacción y la redes sociales. La Web 3.0 es la tercera iteración de la web, definida por tecnologías abiertas como blockchain y experiencias inmersivas como el metaverso.

    Web 1.0

    Desde los primeros días de las páginas web estáticas (Web 1.0), pasando por el flujo bidireccional de información (Web 2.0), hasta la emergente Internet abierta y descentralizada (Web 3.0), cada generación sucesiva de la web se ha construido sobre la anterior, con ingenieros, diseñadores y usuarios participando en la definición de la Web 1.0, 2.0 y 3.0.

    La primera iteración de la World Wide Web surgió a finales de los 80 y principios de los 90 de la necesidad de mejorar el intercambio de datos entre la comunidad científica. El término «web de solo lectura» fue acuñado por Tim Berners-Lee, porque aunque la Web 1.0 facilitó mucho el intercambio de información, no se podía interactuar con los sitios web, solo leerlos.

    La característica definitoria de la Web 1.0 fueron las páginas web estáticas sin interactividad. Ibas a un sitio web y leías la información, pero era una experiencia pasiva. Aquí puede ver la primera página de la Web 1.0.

    Web 2.0

    La Web 2.0 surgió a principios de la década de 2000, tomando forma con la aparición de las redes sociales. La Web 2.0 creó espacios para compartir e interactuar, dando paso a un nuevo modelo que iba mucho más allá de las limitaciones de las páginas web estáticas.

    La diferencia entre la Web 1 y la Web 2 es el flujo bidireccional de información. La gente empezó a interactuar con los sitios web compartiendo información o creando sus propios contenidos. Piense en plataformas como Amazon, Google, Facebook y Twitter, así como en sitios de compras en línea, foros web, sitios de juegos P2P y otros soportes sociales.

    ¿Qué es exactamente la Web 3.0?

    La Web 3.0, también conocida como Web3, es la tercera generación de la World Wide Web. La Web 3.0 está destinada a ser una web descentralizada, abierta a todos (con un diseño ascendente) y construida sobre tecnologías blockchain y desarrollos en la Web semántica, que describe la web como una red de datos enlazados con sentido.

    La Web 3.0 se basa en un conjunto específico de principios, parámetros técnicos y valores que la distinguen de las iteraciones anteriores de la World Wide Web: Web 2.0 y Web 1.0. La Web 3.0 imagina un mundo sin empresas centralizadas, en el que las personas controlan sus propios datos y las transacciones se registran de forma transparente en blockchains, o bases de datos en las que cualquiera puede buscar.

    Web 2.0 frente a Web 3.0

    Las principales diferencias entre la Web 2.0 y la Web 3.0 tienen que ver con el almacenamiento de datos, la conectividad, la moneda y la descentralización. La Web 2.0 consiste en crear contenidos e interactuar con los sitios web. La Web 3.0 significa sumergirse en la experiencia digital e implica conceptos como el control individual de los datos personales, las criptomonedas y el mantenimiento descentralizado de registros en la cadena de bloques (blockchain).

    Mientras que la Web 2.0 funciona con dinero fiduciario, la Web 3.0 se basa en criptomonedas y en un modelo financiero descentralizado (DeFi). Esto forma parte del objetivo de descentralización, que desplaza el control de las empresas centralizadas o de los gobiernos a los usuarios o a la colectividad. La premisa de la descentralización va más allá de la moneda y lo abarca todo, desde las aplicaciones hasta los datos.

    En cuanto al rendimiento, la Web 3.0 será probablemente más lenta que la Web 2.0, al menos al principio. Esto se debe a que las transacciones se procesan en varios servidores (operados de forma independiente), en lugar de en uno o un grupo de servidores centralizados.

    Parece que ahora estamos en el proceso de pasar de la Web 2.0 a la Web 3.0. De hecho, hay quien dice que ya vivimos en la Web 3.0.

    Características de la Web 3.0

    La Web 3.0 se explica mejor a través de sus características, a saber: la ubicuidad, la descentralización, la inteligencia artificial y la interactividad de la web semántica. Ya han surgido algunas tecnologías Web 3.0, como el concepto descentralizado que sustenta el blockchain. Otros significados de la Web 3.0 aún están por comprender, y sobre todo por crear.

    La tecnología Blockchain se creó para facilitar las criptodivisas, las monedas digitales descentralizadas (no controladas por bancos centrales) que están llamadas a desempeñar un gran papel en la Web 3.0. Conocidas como criptomonedas Web 3.0, estas divisas (y otros activos digitales como los NFT) se utilizarán para incentivar a los usuarios y a los proveedores de servicios, y permitirán que las personas realicen transacciones directamente entre sí sin tener que pasar por terceros como los bancos convencionales.

    Ilustración del proceso blockchain, destacando cómo cada paso está vinculado al siguiente

    Ubicuidad

    Ubicuidad significa aparecer en todas partes o ser muy común. La definición de ubicuidad en términos de la Web 3.0 se refiere a la idea de que internet debe ser accesible desde cualquier lugar, a través de cualquier plataforma, en cualquier dispositivo. Junto con la ubicuidad digital llega la idea de igualdad. Si la Web 3.0 es ubicua, significa que no está limitada. La Web 3.0 no está pensada para unos pocos, sino para muchos.

    En la Web 3.0, cualquiera puede participar desde cualquier lugar y puede contribuir a través del software de código abierto. La Web 2.0 se acercó a esta idea con la llegada de los teléfonos inteligentes y un mayor acceso a Internet. Si un usuario publica algo en las redes sociales, está básicamente «en todas partes». Con nuevos gadgets y tecnología en el horizonte, esta conectividad global en tiempo real seguirá ganando impulso.

    Descentralización

    La Web 3.0 prevé una Internet verdaderamente descentralizada, donde la conectividad se basa completamente en conexiones de red entre pares. Esta web descentralizada se basará en blockchain para almacenar datos y mantener activos digitales sin ser rastreado.

    También se desarrollan aplicaciones descentralizadas (DApps) basadas en este concepto. En lugar de ser mantenidas por un único servidor, las aplicaciones descentralizadas son mantenidas por una red de ordenadores. Ya existen algunas DApps que utilizan tecnologías básicas de la Web 3.0.

    Las finanzas descentralizadas (DeFi) ocupan un lugar central en las DApps y comparten muchas de las características de las criptomonedas, pero sus aplicaciones son aún más amplias. DeFi permite a los usuarios invertir, ahorrar y, en última instancia, sustituir a las instituciones financieras preexistentes y su modus operandi de arriba abajo.

    Inteligencia artificial

    La Web 3.0 se basa en la inteligencia artificial (IA) para desarrollar ordenadores capaces de comprender el significado o el contexto de las peticiones de los usuarios y responder a solicitudes complejas con mayor rapidez. La inteligencia artificial de la era de la Web 3.0 va más allá de la interactividad de la Web 2.0 y crea experiencias para las personas que se sienten curadas, sin fisuras e intuitivas, un objetivo central detrás del desarrollo del metaverso.

    Parte de la IA es el aprendizaje automático y la aplicación de técnicas como el análisis predictivo para esbozar relaciones y patrones que ayuden a predecir resultados y acontecimientos futuros. Mientras que el aprendizaje automático es pasivo, la IA requiere un agente que aprenda e interactúe con el entorno.

    Desde la perspectiva del usuario, los avances en el aprendizaje automático podrían conducir a una mejor atención al cliente. Los chatbots cada vez más inteligentes podrán atender a varios consumidores a la vez, con mucha más precisión que los estándares actuales. Esta tecnología avanzada también ofrecerá resultados de búsqueda ideales, identificará noticias falsas, y seleccionará contenidos de alta calidad.

    Captura de pantalla del cuadro emergente del chatbot de Mailchimp que le permite escribir una pregunta y obtener respuestas automáticas

    Web semántica

    La «semántica» es lo «relativo al significado en el lenguaje o la lógica». La web semántica mejora las capacidades de las tecnologías web para generar, compartir y conectar contenidos a través de la búsqueda y el análisis mediante la comprensión del significado del lenguaje más allá de las simples palabras clave.

    Los sitios web de la era 2.0 se han creado principalmente para que los lean los humanos, teniendo cada vez más en cuenta la comprensión de los motores de búsqueda. La Web 3.0 utiliza las ideas de la Web semántica como trampolín para llevar la legibilidad, la creatividad y la interactividad a otro nivel.

    Con la Web 3.0, las capacidades de los motores de búsqueda, las plataformas y la conectividad se dispararán. En lugar de discernir el significado a partir de una serie de unos y ceros, palabras clave, encabezados, enlaces y otros metadatos, los ordenadores podrán comprender el contexto e identificar sus verdaderas necesidades y objetivos.

    ¿Es la Web 3.0 lo mismo que la Web semántica?

    No, la web 3.0 no es lo mismo que la web semántica. Ambos conceptos están relacionados pero no son intercambiables. La Web 3.0 se basa en la noción de la web semántica, pero no es la web semántica en sí misma.

    La definición de la Web semántica surgió en 2006 de la mano de Tim Berners-Lee, informático e inventor de la World Wide Web. Su definición de la web semántica habla de una futura versión de la web como un «enorme espacio integrado de datos» y un «increíble recurso de datos».

    La Web 3.0 recoge estas ideas de la Web semántica y evoluciona hacia algo mucho más grande, integrando características más diversas como la IA, el aprendizaje automático, la descentralización y las redes entre iguales.

    Gráficos 3D

    La Web 3.0 aborda la experiencia del usuario en varios niveles, incluida la experiencia front-end, o cómo asimilamos lo que vemos en nuestras pantallas. El diseño en 3D se utiliza a menudo en sitios web y servicios de la Web 3.0. Los ejemplos más comunes se encuentran en el comercio electrónico, el sector inmobiliario, los juegos de ordenador y las visitas virtuales a museos.

    Una cocina diseñada en 3D permite imaginar el aspecto que tendrá cuando esté construida.

    Ejemplos de aplicaciones Web 3.0

    Las aplicaciones de la Web 3.0 incorporan la IA y la tecnología de aprendizaje automático. La mayoría de las aplicaciones de la Web 3.0 que ya están en marcha hoy en día tienen que ver con las criptomonedas y las finanzas. En el futuro, se crearán todo tipo de aplicaciones, haciéndolas más inteligentes y centradas en el usuario.

    Siri es un buen ejemplo de aplicación que emplea la tecnología Web 3.0. El asistente de IA de Apple permite a los usuarios controlar su entorno y sus dispositivos con comandos de voz. Otra popular aplicación Web 3.0 actualmente en uso es el navegador web Brave, que conecta a los participantes con DApps, sus carteras de criptomonedas, y otras tecnologías de la Web 3.0.

    Riesgos o inconvenientes de la Web 3.0

    La falta de gatekeepers centralizados en la Web 3.0 podría suponer un riesgo importante para los usuarios. Aunque se considera que la propiedad descentralizada de la Web 3.0 da poder a los individuos, la falta de supervisión puede aumentar el riesgo para el consumidor, como se vio en el colapso de la importante bolsa de criptomonedas FTX.

    La descentralización podría hacer prácticamente imposible la regulación de la Web 3.0. Y con el rápido aumento de la cantidad de información almacenada en la web y las interacciones y transacciones adicionales, el acceso no autorizado a los datos personales podría tener consecuencias devastadoras.

    También habrá que hacer frente a nuevos tipos de ciberataques. En este momento ya existen amenazas para el sector de las «fintech», y seguirán surgiendo nuevas amenazas de ciberseguridad. En términos más generales, la manipulación generalizada de los datos podría conducir a la desinformación. Si todos los usuarios son anónimos en el nuevo mundo, esto incluye a los que tienen malas intenciones. Responsabilizar a las personas de los ataques y la manipulación de datos será aún más complicado.

    Aparte de las amenazas a la seguridad, la Web 3.0 consume muchos recursos energéticos debido a su dependencia de la tecnología blockchain. La minería de criptomonedas, las transacciones DeFi y la descentralización de los datos requieren una enorme cantidad de energía para funcionar, lo que supondrá una presión aún mayor sobre los sistemas energéticos mundiales.

    Ejemplos de la Web 3.0 en la vida real

    Los sitios web 3.0 y las aplicaciones web 3.0 ya están aquí. Es probable que haya oído hablar de ellos en las redes sociales, por ejemplo de costosos casos de cryptojacking. O puede que ya haya interactuado con aplicaciones de la Web 3.0, por ejemplo, con algún aparato del Internet de las cosas. Tal vez incluso haya explorado las posibilidades y el significado del Metaverso. Es posible que haya estado expuesto a la Web 3.0 sin ni siquiera saberlo.

    La mano de una mujer configurando electrodomésticos inteligentes desde el panel de mandos.

    Los niveles de interactividad sin precedentes impulsarán la necesidad de una mayor concienciación sobre los riesgos de seguridad del IoT. En apenas unas décadas, el mundo ha pasado de las aplicaciones y sitios web estáticos de la Web 1.0 a los modelos dinámicos y la tecnología emergente de la Web 3.0.

    La Web 3.0 existe de una manera técnica, como el blockchain, y de una manera de experiencia de usuario, como una aplicación Web 3.0 que puede descifrar su intención. He aquí algunos ejemplos de la Web 3.0 que ya existen:

    • Tecnología Blockchain: un registro descentralizado de transacciones que se almacenan en un gran número de ordenadores de Internet. Todas las transacciones se pueden ver públicamente, dependen de un sofisticado cifrado y son permanentes.

    • Criptomoneda: una moneda descentralizada que no está controlada por ningún gobierno ni banco central, y que utiliza la tecnología blockchain para registrar las transacciones. Actualmente existen miles de criptomonedas, siendo Bitcoin la más conocida.

    • NFT: un token no fungible vinculado a un activo digital o físico único que no puede ser sustituido por otra cosa. Las NFT no son criptomonedas, que consisten en tokens fungibles o negociables. Este ejemplo creativo de tecnología Web3 está destinado a evolucionar en el futuro.

    • Computación distribuida o computación de borde: esta tecnología pretende ofrecer datos y servicios en línea lo más cerca posible del lugar donde se solicitan o generan. La computación de borde aprovecha la potencia de procesamiento de muchos dispositivos conectados entre sí, funcionando como una especie de superordenador descentralizado. La informática descentralizada está estrechamente vinculada al Internet de las cosas.

    Consiga una seguridad blindada para hoy y para el futuro

    Independientemente de si está conectado a aplicaciones Web 2.0 o ya inmerso en experiencias Web 3.0 impulsadas por IA, necesita una ciberseguridad fiable para proteger sus datos personales. Avast Free Antivirus está desarrollado sobre un galardonado motor antimalware e incluye una serie de potentes funciones de seguridad. Proteja su vida digital hoy mismo con Avast.

    Preguntas frecuentes

    ¿Cuál es la diferencia entre Web 3.0 y Web3?

    Los términos Web 3.0 y Web3 se utilizan a menudo indistintamente. Pero la Web 3.0 se centra en la Web semántica, mientras que Web3 se centra en la idea de descentralización. Ambos conceptos pretenden devolver el control a los usuarios y ofrecer una visión de la web alternativa a la actual.

    ¿Cómo beneficia la Web 3.0 a nuestras vidas?

    Como tercera iteración de la web, la Web 3.0 ofrece un gran número de ventajas: Su objetivo es que las experiencias de los usuarios sean más fluidas y personalizadas, que los elementos visuales en pantalla sean más atractivos y avanzados (gráficos en 3D) y que las tecnologías de la Web 3.0 sean más seguras.

    ¿Qué lenguajes utilizará Web3?

    Web3 utilizará numerosos lenguajes de programación. Solidity es el lenguaje más utilizado para la programación de blockchain, fundamental para Web3. Otros lenguajes importantes son C++, Java, Python, Rust, HTML, Vyper, Go (Golang) y C#.

    Consiga una seguridad en línea galardonada con Avast Mobile Security

    INSTALAR GRATIS

    Consiga una seguridad en línea galardonada con Avast Mobile Security

    INSTALAR GRATIS
    Otras amenazas
    Seguridad
    Carly Burdova
    8-12-2022