academy
Seguridad
Seguridad
Mostrar todo sobre Seguridad
Privacidad
Privacidad
Mostrar todo sobre Privacidad
Rendimiento
Rendimiento
Mostrar todo sobre Rendimiento
Seleccione el idioma
Seleccione el idioma
Avast Academy Rendimiento Limpieza 11 formas sencillas de evitar que el MacBook se sobrecaliente

11 formas sencillas de evitar que el MacBook se sobrecaliente

¿Su MacBook suena como un avión a punto de despegar en cuanto lo enciende? ¿Está tan caliente que se podría freír un huevo encima? Vamos a ver las causas que provocan el sobrecalentamiento de los MacBook y varias formas fáciles de evitarlo, una de las cuales consiste en usar una herramienta de limpieza de equipos Mac para mantener un rendimiento óptimo.

Academy-Why-your-Mac-is-overheating-and-how-to-fix-it-Hero

Un ventilador que no para de funcionar es un síntoma inequívoco de que el MacBook se calienta demasiado, pero el equipo podría sufrir más problemas aparte de ese molesto ruido. Cuando el ventilador está todo el tiempo funcionando, la batería del Mac no dura nada. Además, un sobrecalentamiento constante puede causar daños a largo plazo en componentes internos esenciales.

Mantener el equipo a una temperatura baja es vital para cuidar de la batería y mejorar el rendimiento global.

Hamburguer menu icon

Este artículo contiene:

    ¿Por qué mi Mac se calienta tanto?

    Un MacBook puede recalentarse por problemas tanto de software como de hardware. Aunque los equipos antiguos tienden a calentarse más a menudo, hasta los últimos modelos de MacBook se sobrecalientan cuando el procesador se ve sometido a tareas que requieren un uso intenso de la memoria o cuando los ventiladores internos tienen algún fallo.

    A continuación, detallamos algunas de las razones más corrientes que hacen que un MacBook Pro se caliente o que un MacBook Air se recaliente:

    • Demasiados procesos y aplicaciones ejecutándose a la vez. Usar a la vez varios programas que precisan mucha potencia puede agotar la capacidad de procesamiento del MacBook y hacer que se sobrecaliente por un esfuerzo excesivo.

    • Aplicaciones que no responden. Cuando las aplicaciones del Mac se quedan congeladas, se bloquean o dejan de funcionar bien, consumen energía y memoria, pues el Mac intenta resolver el error.

    • Demasiadas pestañas abiertas en el navegador. Cada una de las pestañas del navegador que permanece abierta consume recursos del MacBook y puede contribuir al sobrecalentamiento.

    • Fallo del SMC. El SMC (controlador de gestión del sistema) es un chip que controla los componentes de hardware, incluidos los ventiladores internos que ayudan a que el MacBook se mantenga a una temperatura adecuada y estable.

    • Ventiladores internos defectuosos. Los MacBook Pro y los MacBook Air integran un sistema de refrigeración que regula el calor. El sobrecalentamiento constante puede apuntar a un problema de los propios ventiladores.

    • Rejillas de ventilación bloqueadas. Los componentes internos no pueden funcionar bien si las rejillas de ventilación están tapadas u obstruidas, puesto que no circula aire fresco nuevo.

    • Software desactualizado. Los sistemas operativos y otros programas de software no actualizados pueden contener errores o deficiencias que provoquen el calentamiento excesivo del MacBook.

    • Virus u otros tipos de malware. Si su MacBook tiene un virus que está, furtivamente, ejecutando procesos intensivos en segundo plano, el Mac puede calentarse más de la cuenta.

    Cómo evitar que el MacBook se sobrecaliente

    Es posible que su MacBook se caliente excesivamente por una combinación de factores. Hemos elaborado una lista de pasos rápidos y sencillos para enfriar eficazmente el MacBook. Sígalos para que el equipo vuelva a ir como la seda y sin ruidos.

    Fíjese en la CPU

    La CPU (unidad central de procesamiento) es el motor que hace funcionar al Mac: cuanto más trabaja, más calor genera. Cuando la CPU se encuentra sobrecargada durante periodos prolongados, es casi seguro que el MacBook termine recalentándose. Por eso, lo primero que hay que hacer cuando queramos arreglar los problemas de regulación de la temperatura en un MacBook Pro o MacBook Air es fijarse en la CPU.

    1. Abra el Finder y busque la herramienta Monitor de Actividad dentro de la carpeta Utilidades que verá en la sección Aplicaciones.

      Buscar la carpeta Utilidades en Aplicaciones, en el Finder del Mac, para averiguar las causas del sobrecalentamiento de la CPU.
    2. Abra el Monitor de Actividad y haga clic en la pestaña CPU para ver en la columna % CPU qué aplicaciones son las que consumen más recursos de procesamiento.

       Identificar y cerrar los procesos que consumen demasiada CPU y memoria en el Monitor de Actividad para evitar que el MacBook se recaliente.
    3. Use el botón X para cerrar los procesos intensivos y reducir la carga de la CPU.

    4. En el Monitor de Actividad, vaya a la pestaña Memoria para consultar el consumo de RAM, ya que esto puede estar entorpeciendo el rendimiento.

    Para reducir la carga de trabajo de la CPU en lo sucesivo, puede desinstalar programas del Mac que no quiera para que los procesos que se ejecutan en segundo plano y que tienen un impacto considerable no agoten los recursos del sistema.

    Cierre las pestañas del navegador que no necesite

    Tener docenas de pestañas abiertas en el navegador puede sobrecargar el MacBook, sobre todo si hay otros programas que consumen mucha potencia ejecutándose al mismo tiempo. Cierre las pestañas que no esté usando activamente a fin de reducir la carga de trabajo del Mac y evitar que se caliente demasiado. Aparte de limpiar la caché, la administración de pestañas puede contribuir a acelerar el navegador.

    Algunos de los mejores navegadores, entre ellos Avast Secure Browser, traen una herramienta muy práctica, el Administrador de tareas, que sirve para identificar y cerrar las pestañas que utilizan grandes cantidades de recursos de la CPU y la memoria. Ponga en favoritos las pestañas que pueda volver a necesitar pronto: no es necesario sacrificar la comodidad por el rendimiento.

    Ajuste la configuración de los gráficos

    Si su MacBook Pro se sobrecalienta, puede que deba modificar la configuración de los gráficos. Algunos modelos de MacBook Pro de 15 pulgadas o más están dotados de dos tarjetas gráficas (GPU), una de las cuales es más potente y consume más recursos que la otra. 

    La tarjeta gráfica más potente (la GPU discreta) es ideal para jugar y representar vídeo, pero emplea más energía, agota la batería más rápido y puede contribuir al sobrecalentamiento. La otra tarjeta (la GPU integrada) usa menos energía, lo cual optimiza la duración de la batería.

    Para averiguar qué tarjeta gráfica tiene, vaya al menú Apple, situado en la esquina superior izquierda, y seleccione Acerca de este Mac.

    Ir a Acerca de este Mac para ver qué tarjeta de procesamiento de gráficos tiene el equipo.

    Para obtener más información sobre su procesador gráfico, haga clic en Informe del sistema…, que verá en la parte inferior de la ventana Acerca de este Mac, y seleccione Gráficos/Pantallas en el panel de navegación de la izquierda.

    Consultar más detalles sobre la tarjeta gráfica en el Informe del sistema desde Acerca de este Mac.

    Para habilitar el cambio automático de modalidad de gráficos, abra Preferencias del Sistema y vaya a Batería.

    Buscar los ajustes de la batería en Preferencias del Sistema en macOS para regular la temperatura habilitando el cambio automático de modalidad de gráficos.

    En la ventana Batería, haga clic en Adaptador de corriente o Batería, situados a la izquierda, para modificar los ajustes de cada modo de energía. Si tiene dos sistemas de gráficos en el MacBook, marque la casilla Cambiar automáticamente de modalidad de gráficos: así, el MacBook cambiará de forma intuitiva entre un modo de gráficos y el otro para equilibrar el rendimiento y la administración de recursos.

    Si no ve la opción de cambio automático de modalidad de gráficos, quiere decir que su MacBook Pro solo dispone de un sistema de gráficos.

    Los ajustes de Adaptador de corriente de un MacBook Pro

    Restablezca el SMC

    Los problemas con el SMC (controlador de gestión del sistema) afectan a las piezas físicas del MacBook, como pueden ser los ventiladores necesarios para mantener a baja temperatura los componentes internos.

    Por fortuna, restablecer el SMC es una solución segura y fácil que, normalmente, corrige los errores del chip que provocan que el MacBook Air o Pro se caliente en exceso. Para restablecer el SMC, siga estos tres pasos:

    1. Apague el MacBook.

    2. Mantenga pulsados los botones Mayús + Opción + Control + Encendido durante 10 segundos.

    3. Encienda el Mac como siempre.

    Actualice el MacBook

    Actualizar el MacBook con los últimos sistemas operativos aporta muchos beneficios de rendimiento y seguridad y, además, puede evitar el sobrecalentamiento. En cada nueva versión de macOS se corrigen fallos y deficiencias del software, lo cual hace que el Mac vaya más rápido y mejor, y que consuma menos energía.

    Para ver qué versión de macOS tiene en el MacBook, abra Preferencias del Sistema y haga clic en Actualizaciones de software. Si hay alguna actualización, haga clic en Actualizar ahora y su MacBook se encargará del resto.

    Cómo instalar la última actualización de macOS en Preferencias del Sistema y mantener el MacBook a una temperatura baja y con un rendimiento eficiente.

    Además de actualizar periódicamente el software, desfragmentar su MacBook con frecuencia es otra forma rápida y sencilla de evitar que el paso del tiempo afecte a su equipo.

    Utilice únicamente cargadores de Mac

    Si usa un cargador sin marca, falso o con algún defecto, no es raro que el MacBook se caliente demasiado al cargarlo. A largo plazo, esto no solo seguramente perjudique al Mac, sino que también puede constituir un riesgo para la salud y la seguridad. Utilice cargadores oficiales de proveedores autorizados de Apple.

    Pruebe los ventiladores del MacBook

    El sobrecalentamiento del MacBook y el ruido de los ventiladores son dos hechos que van de la mano: el ruido excesivo de los ventiladores puede indicar que no están funcionando eficientemente. Los ventiladores de refrigeración son elementos fundamentales para mantener una temperatura adecuada, pero si el de su MacBook Air o MacBook Pro no deja de girar, probablemente esté fallando algo.

    Aquí le explicamos cómo usar la herramienta Diagnóstico Apple para probar el rendimiento del Mac y descartar errores de hardware en los propios ventiladores:

    1. Enchufe el MacBook a una fuente de alimentación y desconecte todos los demás periféricos.

    2. Reinicie el equipo y luego mantenga pulsada la tecla D mientras se reinicia para realizar un análisis del hardware. Cuando acaba el análisis, los resultados se muestran en la pantalla.

    3. Si figura el código de error PFF en los resultados, significa que hay algún fallo que incide en el ventilador. Debe llevar el MacBook a un proveedor de servicios autorizado Apple para que lo reparen.

    No tape las rejillas de ventilación

    Los portátiles necesitan ventilación para impedir que se sobrecalienten, ya que sus componentes internos están muy juntos. A los MacBook les pasa lo mismo. Los portátiles ultrafinos, como los MacBook Air, son especialmente sensibles, pero las rejillas de los MacBook Pro también deben estar despejadas.

    Los ventiladores integrados necesitan que circule aire fresco, de manera que bloquear las rejillas de ventilación es prácticamente una garantía de que el MacBook se va a sobrecalentar. En la medida de lo posible, evite poner el Mac sobre su regazo o sobre una superficie blanda, como la cama. Si lo hace, es probable que las rejillas de ventilación situadas en la parte trasera de la bisagra de la pantalla queden tapadas. Para evitar problemas, elija superficies duras y planas, ideales para permitir el flujo del aire.

    Minimice la multitarea

    Hasta un MacBook Pro totalmente nuevo cuenta con una cantidad finita de potencia informática. Si la lleva al límite usando varias aplicaciones de alta intensidad a la vez y durante periodos prolongados, el sistema no será capaz de resistir el exceso de calor que genere la CPU.

    Incluso las aplicaciones de bajo impacto pueden dar problemas si se ejecutan varias a la vez. Minimizar el número de procesos activos ayuda mucho a regular la temperatura del MacBook. También conviene cerrar los programas del todo cuando no se estén usando en lugar de dejarlos abiertos en segundo plano.

    Limpie el Mac físicamente

    Con el tiempo, es inevitable que el polvo y la suciedad se acumulen en el MacBook, lo cual obstruye los componentes de hardware delicados. A veces, una limpieza general basta para que el MacBook Pro o el MacBook Air vuelvan a funcionar a la perfección.

    Para limpiar su equipo de forma segura y eficaz, retire el panel inferior (si es posible) para acceder a sus entrañas. Utilice aire comprimido para eliminar los residuos depositados en los conductos de ventilación o en el propio ventilador. Después retire cuidadosamente la suciedad que quede con un paño sin pelusa.

    Recuerde que no solo debe preocuparse de la basura física. La porquería digital también contribuye al sobrecalentamiento, por eso es tan importante usar un software de limpieza de primera calidad para limpiar su MacBook a la hora de mantenerlo en condiciones óptimas.

    Proteja el MacBook con un software de seguridad potente

    Al margen del riesgo que entrañan en cuanto a la privacidad y seguridad de su MacBook, los virus de los Mac y otros tipos de malware que afectan a estos equipos pueden ocasionar toda clase de anomalías en el rendimiento, desde daños en el software y reducción de memoria hasta lentitud de procesamiento y sobrecalentamiento.

    Algunos tipos de troyanos y spyware ejecutan procesos de alto impacto sin que el usuario lo sepa, algo que podría explicar por qué el Mac se calienta sin motivo aparente. Si sospecha que el malware se ha incautado de su equipo, adopte medidas para eliminar los virus del Mac y neutralizar el ransomware de inmediato. Luego instale un programa de seguridad potente para proteger el MacBook y sus datos.

    Use Avast Cleanup para que el Mac funcione a la perfección

    La mejor manera de resolver el sobrecalentamiento y los fallos de rendimiento asociados consiste en usar una herramienta de limpieza específica que optimice el rendimiento del MacBook y se deshaga de todo lo que no necesita: así se asegura de disponer de potencia de sobra para su estilo de vida digital.

    Avast Cleanup para Mac es una herramienta especialmente diseñada para liberar todo el potencial del MacBook Pro y el MacBook Air. Su kit de herramientas intuitivo le ayuda a aligerar la carga borrando archivos y programas basura con un solo clic. Además, gracias a su inteligencia, equilibra el uso en segundo plano de la CPU y la memoria para mejorar el rendimiento y mantener una temperatura adecuada.

    Optimice su Android gratis

    con Avast Cleanup

    INSTALACIÓN GRATUITA

    Proteja su iPhone frente a amenazas

    gratis con Avast Mobile Security

    INSTALACIÓN GRATUITA