academy
Seguridad
Privacidad
Rendimiento
Seleccione el idioma
Avast Academy Privacidad Navegador Navegación privada y privacidad en línea

Navegación privada y privacidad en línea

¿Está preocupado por su privacidad? Debería. El seguimiento en línea hace que sea muy difícil mantener sus cosas en privado.

Want_a_private_browser-The_essential_guide_to_online_privacy-Hero

Además de abrir la puerta a los ataques de ransomwaretroyanosy phishing, los navegadores también ceden algunos de sus datos más privados: información de tarjetas de crédito, contraseñas, los sitios web que ha visitado, intereses personales, búsquedas y hábitos. Hablaremos sobre cómo evitar todo esto, pero lo primero que debe plantearse es utilizar un navegador privado, aunque ello implique deshacerse del actual.

Hamburguer menu icon

Este artículo contiene:

    Cuando termine de leer este artículo, habrá aprendido varias cosas:

    • Navegadores de Internet: qué son y cómo funcionan

    • Cookies: cuáles son buenas y cuáles malas

    • Qué tipo de información rastrean los sitios web

    • Cómo funciona la navegación privada

    • Cómo configurar el navegador para garantizar la privacidad

    ¿Qué es un navegador de Internet?

    Un navegador de Internet o navegador web es el software que utiliza para acceder a su correo electrónico, sus sitios favoritos o cualquier cosa en línea. Es un programa ligero capaz de traducir el código integrado en las páginas web en texto, imágenes, vídeos o aplicaciones que los humanos puedan comprender y con las que interactúan.

    Todos los sistemas operativos cuentan con un navegador integrado propio, pero existen docenas de programas independientes disponibles para descargar gratuitamente.

    Los navegadores web más conocidos son:

    • Google Chrome

    • Mozilla Firefox

    • Internet Explorer/Edge (Windows)

    • Safari (iOS)

    • Opera

    browser-os-market-share.jpg

    Fuentehttps://www.w3counter.com/

    Tanto Google como Mozilla tienen proyectos de código abierto que permiten a los desarrolladores crear su propio software, así que existen muchas alternativas. Nuestro Avast Secure Browser está basado en Google Chromium (incluso Opera abandonó su propio motor de renderizado en favor de él). Comodo IceDragon y Waterfox están basados en Firefox.

    Tanto Google como Mozilla tienen proyectos de código abierto que permiten a los desarrolladores crear su propio software, así que existen muchas alternativas. Nuestro Avast Secure Browser está basado en Google Chromium (incluso Opera abandonó su propio motor de renderizado en favor de él). Comodo IceDragon y Waterfox están basados en Firefox.

    ¿Qué son las cookies?

    Internet está lleno de misterios, y las cookies son, probablemente, una de las partes más confusas. ¿Son programas?, ¿son archivos? ¿Son buenas o malas? ¿Debería permitir a los sitios web que las usen o bloquearlas?

    Las cookies son archivos de texto que contienen diferente información sobre su navegador, su actividad en la web o su equipo. No pueden infectarlo con virus. De hecho, no hacen nada, simplemente, se alojan en su equipo y guardan detalles a los que puede su navegador puede acceder rápidamente, tales como su información de inicio de sesión, sitios web que ha visitado o su actividad en la web. Y esto no siempre es algo malo.

    Por regla general, las cookies se usan para hacer su uso de Internet lo más fluido posible. Funcionan en un segundo plano para ayudar a las tiendas en línea a recordar lo que ha añadido al carro de la compra, guardan sus datos de inicio de sesión para que no tenga que introducirlos cada vez que abra Facebook. ¡Inofensivas!

    Pero muchas de ellas utilizan también rastreadores que almacenan información sobre dónde ha estado y lo que ha buscado. Estas cookies ceden información privada, como sus intereses y preferencias, sus síntomas o inquietudes y hasta sus planes de futuro, como viajar o buscar otro trabajo.

    Lo más importante es que toda esta información se puede emplear para mostrarle anuncios y mensajes de marketing específicos. Si no le gusta la idea de que anunciantes y comerciantes (o hasta el Gobierno) recojan información sobre usted, le interesará saber más sobre qué cookies son buenas y cuáles son malas.

    Tipos de cookies

    • Cookies de sesión (también conocidas como cookies en memoria o cookies transitorias) son archivos temporales que solo permanecen en su equipo mientras navega por la web. No guardan ninguna información sobre el usuario, pero permiten navegar a través de diferentes páginas de un sitio web sin tener que estar iniciando sesión, o ayudan a su navegador a recordar qué artículos ha añadido al carro de la compra. Las cookies de sesión se borran una vez cerrado el navegador.
    • Cookies persistentes tienen asignadas una fecha o duración específica. Cuando se activan, envían información sobre sus hábitos de navegación, permitiendo a los anunciantes seguirlo (por lo que a menudo nos referimos a ellas como cookies de seguimiento). No obstante, también se pueden usar para mantener iniciada su sesión, para que no tenga que introducir su nombre de usuario y contraseña a cada visita.

    • Cookies de terceros pertenecen a otros dominios diferentes al que está visitando. Suelen ser plantadas por empresas u organizaciones que han comprado un espacio de un sitio web y desean usar sus propios medios para enviarle publicidad personalizada. Las cookies de terceros son la razón por la que ve los mismos anuncios en cada sitio web que visita.

    • Cookies de Flash se guardan localmente en su equipo, sin su permiso explícito. Puede que no sea consciente de que están ahí. No puede controlarlas desde la configuración de su navegador y no se borran junto con las cookies normales, lo que significa que permanecerán en su PC hasta que las elimine manualmente. Pueden guardar información útil, como su progreso en un juego, pero también pueden usarse para rastrear sus visitas o revelar su configuración.

    • Supercookies, permacookies o cookies zombis son piezas de código guardadas en varios sitios de su equipo, además de las cookies guardadas en su navegador (normalmente en el directorio de Adobe Flash). Esto dificulta su localización y eliminación e, incluso si su navegador está configurado para borrar cookies, no podrá deshacerse de las que se guardan en otros archivos. Más aún, las cookies zombis reproducen las cookies de web una vez que han sido eliminadas, así que seguirán siguiéndolo hasta que haya matado a todos los zombis.

    disable-computer-cookies.jpg

    Pero... ¿quién le rastrea?

    Si vive en la Unión Europea, probablemente sabrá que la mayoría de los sitios web usan cookies, gracias a la llamada Ley de Cookies, que exige a los sitios web que obtengan el consentimiento de los visitantes antes de guardar cookies en sus dispositivos. Pero existen millones de usuarios alrededor del mundo que no saben que están siendo rastreados.

    Investigadores de la Universidad de Washington descubrieron que el 75 % de los sitios web más populares del mundo utilizan herramientas de seguimiento. Cada sitio puede usar decenas de sus propias cookies, más un buen número de cookies de rastreo de terceros que recogen información sobre usted constantemente. De hecho, otro estudio publicado por Mascherari Press encontró que cientos de sitios web populares están conectados a una compleja infraestructura, la superautopista de seguimiento de la información, que permite a rastreadores de terceros acceder libremente a cantidades masivas de datos a través de la, así llamada, superautopista.

    Y ahora prepárese para alucinar: hay empresas que poseen un promedio de 3000 piezas de información sobre cada una de las 350 millones de personas de su base de datos. ¿Qué saben sobre usted? Cualquier cosa, desde su ubicación, sus restaurantes favoritos, sus hábitos o los sitios web que visita hasta datos más personales, como su información médica y su calificación crediticia.

    ¿Qué es la huella digital?

    Los cookies son una forma de rastrear su actividad, pero gracias a la huella digital en línea, los sitios web pueden decir también quién es. ¿Cómo? Recopilan información sobre su dispositivo, su sistema operativo, fuentes, resolución de pantalla, profundidad del color, zona horaria, versión del navegador, complementos y otra configuración (p.ej. si bloquea las cookies o los anuncios).

    Además de todo esto, las empresas de datos y los anunciantes que están detrás de cada sitio web siguen su actividad. Saben qué artículos ha leído y cuáles se ha saltado, qué vídeos ha visto y cuáles ha parado a los 3 segundos, qué correos promocionales ha leído y cuáles ha enviado a la papelera sin siquiera abrirlos, qué temas le interesan, qué anuncios ha ocultado porque no le agradan, qué publicaciones de Facebook le han gustado o qué tuits ha retuiteado.

    Podría parecer inofensivo. ¿A quién le importa qué fuentes usa? Error. Al reunir todos esos fragmentos de información, crean su huella digital única, permitiendo a los sitios web identificarlo, después muestran anuncios a la medida de sus gustos y necesidades.

    anti-tracking-anti-fingerprinting.jpg

    Cómo acabar con el seguimiento en línea

    Puede tomar muchas medidas con el fin de reducir la cantidad de información personal que expone todos los días, desde eliminar o desactivar las cookies hasta empezar a utilizar un navegador privado. Veamos cómo puede encubrir su rastro en línea.

    1. Desactive las cookies

    Los sitios web necesitan cookies para funcionar correctamente. Podría desactivar las cookies y Flash, pero navegar por Internet no es muy divertido cuando tiene que iniciar sesión en todas las cuentas y en todas las páginas, no puede comprar porque los artículos no se guardan en el carro, no puede ver animaciones o el navegador se bloquea o deja de responder continuamente.

    La opción más segura es desactivar el seguimiento de terceros y limpiar las cookies regularmente. Esto le proporcionará un buen nivel de privacidad, a la vez que le permitirá comprar y navegar como hace de forma habitual. Las cookies se guardan en su navegador web, por lo que deberá ir a las opciones de privacidad y examinar las opciones disponibles, que pueden variar de un navegador a otro.

    Así es como puede administrar las cookies y la configuración de privacidad en los 5 navegadores más conocidos:

    2. Use aplicaciones o complementos antiseguimiento

    Complementos, añadidos, extensiones... podemos darles diferentes nombres, pero todas sirven para lo mismo: mejorar su experiencia de navegación. Estas ligeras piezas de software se instalan en su navegador para añadir nuevas funcionalidades de las que no dispone el propio navegador.

    Los complementos de privacidad se pueden usar para bloquear cookies de seguimiento, scripts y anuncios en línea. Algunos de ellos trabajan en segundo plano, mientras que otros deben habilitarse para poder funcionar, o incluso ser configurados. Algunos de ellos son gratuitos, otros son de pago; tómese su tiempo para investigar, ver las críticas, instrucciones y los comentarios de los usuarios antes de instalar alguno.

    Luego, también está el software antiseguimiento, como Avast AntiTrack Premium, que le permite ver quien lo sigue y bloquearlo, enmascarar su huella digital y obtener un control completo sobre las funciones y configuración de todos sus navegadores. Estas aplicaciones normalmente instalan una extensión a su navegador, pero se controlan desde su propio panel.

    3. Hágase con un navegador privado

    Configurar su navegador puede ser complicado, y si no sabe lo que está haciendo, terminará con páginas web rotas. Instalar demasiados complementos tampoco es una buena idea, esto podría causar una gran ralentización.

    El auge de la tecnología de seguimiento ha motivado a los desarrolladores a crear sus propios navegadores con funciones y configuraciones de privacidad integradas que le permiten controlar la información que comparte, con quién la comparte y cómo.

    Tor (The Onion Router), fue lanzado en 2002 como una de los primeras redes anónimas. El grupo responsable del proyecto Tor también ha desarrollado un navegador que, en lugar de conectarse directamente a los sitios web, atraviesa varios servidores gestionados por voluntarios repartidos por todo el mundo, formando un entramado de túneles virtuales para ayudar a que sus actividades permanezcan en privado.

    Tor viene con una configuración de seguridad preconfigurada, es portátil e incluso puede usarlo desde una unidad flash. Es completamente gratis y está disponible para Windows, Mac, Linux y Android. Oculta su historial, publicaciones en línea, mensajes instantáneos y toda la comunicación en línea. A pesar de que es más lento que otros navegadores, los activistas de la libertad en Internet lo recomiendan, e incluso los periodistas lo usan para comunicarse con fuentes que necesitan mantener su actividad y su paradero en secreto, como los delatores.

    Pero existen decenas de navegadores privados gratuitos (además de los más populares Tor, Epic y Comodo), muchos de ellos desarrollados sobre la misma plataforma que Chrome o Firefox. Y no es por presumir, pero nosotros también tenemos nuestro Avast Secure Browser, que no solo detiene el rastreo y la huella digital, sino que también bloquea anuncios para proporcionarle una mayor velocidad y viene con funciones de seguridad añadidas.

    4. Utilice una VPN (Red privada virtual)

    Las VPN vienen como aplicaciones independientes o como extensiones del navegador, y pueden ser gratuitas o de pago. Además de protegerlo en redes Wi-Fi públicas cifrando su conexión, o ayudarlo a sortear los bloqueos de contenido al permitirle cambiar su ubicación, también encubren su dirección de Protocolo de Internet (IP) de manera eficaz ocultando su actividad frente a su proveedor de acceso a Internet (ISP).

    ¿Por qué debería preocuparle? Porque su ISP tiene permiso (si no la obligación) para recoger y mantener un registro de su historial de navegación. En algunos países, incluyendo los EE. UU., incluso pueden vender sus datos sin su consentimiento.

    Si bien una VPN no puede evitar que las cookies se guarden en su equipo o evitar que los anunciantes creen su perfil, se trata de una herramienta esencial para aquellos que se preocupan por su seguridad y privacidad. Tenga en cuenta que algunos productos gratuitos trabajan a veces en su contra: pueden ocultarlo de los hackers, su ISP o de la vigilancia del Gobierno, pero pueden crear su propio perfil o abrir la puerta a incontables riesgos para su seguridad.

    use-a-vpn.jpg

    5. Modo de navegación privada

    Modo de incógnito, Navegación privado o ventana de InPrivate; cada navegador tiene un nombre diferente para ello, pero ¿qué hace para proteger su privacidad? La respuesta corta es: no mucho. Lo único que hace es mantener su actividad oculta ante los otros usuarios del equipo, evitando que su historial sea guardado en su disco duro.

    Sus búsquedas, las páginas que visita o la información que introduzca para iniciar sesión o rellenar formularios no será guardada. Su historial de descargas tampoco se guardará, pero los archivos permanecerán en su equipo tras el cierre del navegador. Para una capa extra de privacidad, Firefox también ofrece protección contra el seguimiento, mientras que Opera le permite usar una VPN.

    Esta función viene muy bien cuando está navegando desde un equipo público (en un cibercafé o un aeropuerto), cuando está comprando regalos y no quiere que la sorpresa se descubra o cuando no quiere que su pareja vea lo que ha estado haciendo en línea.

    Sin embargo, el modo de navegación privada no ofrece una completa privacidad, ya que su proveedor de Internet, los routers, los cortafuegos y los proxys pueden rastrear aún su actividad. Algunos servidores proxy son mejores que otros, pero si piensa que lo ocultarán de su empleador o del Gobierno, por ejemplo, se equivoca. Tenga presente que las autoridades siempre podrán pedir acceso a su historial en línea. 

    Esperamos que este artículo haya ayudado a entender cómo funcionan los navegadores y las cookies y, más importante, cómo detener el seguimiento en línea invasivo. ¿Por qué no comenzar probando nuestro Avast Secure Browser ? Al igual que nuestro galardonado antivirus, es completamente gratuito. Y, si no desea cambiar de navegador, nuestra aplicación Avast AntiTrack Premium lo ayuda a enmascarar su identidad en línea para quitarse de encima a los anunciantes.

    Conéctese en privado en su iPhone
    con Avast Secureline VPN

    PRUEBA GRATUITA

    Conéctese en privado en su Android
    con Avast Secureline VPN

    PRUEBA GRATUITA