academy
Seguridad
Privacidad
Rendimiento
Seleccione el idioma
Avast Academy Seguridad Virus ¿Windows Defender es suficientemente bueno?

¿Windows Defender es suficientemente bueno?

Windows 10 incluye una aplicación antivirus gratuita que promete proteger su equipo del malware, pero ¿es suficiente? En algunos casos podría ser, pero disfrutará de una protección más completa con un antivirus de terceros. Siga leyendo para aprender por qué es necesario aumentar su protección con un software antivirus dedicado.

Is_Windows_Defender_Enough-Hero

¿Qué es Windows Defender?

Windows Defender es un programa antimalware integrado en Windows 10. Se actualiza de forma gratuita, no hay suscripciones anuales y tiene el respaldo de Microsoft. Mientras que algunos programas antivirus se hicieron famosos por ralentizar los equipos, Windows Defender no afecta al rendimiento.

Hamburguer menu icon

Este artículo contiene:

    Microsoft nunca ha pretendido que Windows Defender sea todo cuanto el usuario necesita. La empresa ofrece la aplicación como complemento a otros productos de seguridad completos, como Avast Free Antivirus. Avast trabaja estrechamente con Microsoft como socio principal en la Microsoft Virus Initiative (MVI) y ambas empresas colaboran poniendo a prueba sus mutuas herramientas antimalware.

    Si tiene un producto antivirus instalado, Windows Defender entra en modo de espera mientras su herramienta principal se ocupa del trabajo. A falta de un programa antivirus reconocido, Windows Defender da un paso adelante y asume el papel de aplicación de seguridad principal. No cabe duda de que los usuarios de Windows siempre han necesitado una aplicación que los proteja de virus informáticos, spyware y otro tipo de malware.

    No es que Windows sea especialmente susceptible a los virus o que se trate de un sistema operativo poco seguro. Microsoft ha hecho un trabajo excelente a la hora de protegerlo, reducir la superficie de ataque (la cantidad total de vectores u oportunidades de ataque) y responder con rapidez a las brechas graves de seguridad. Windows es el objetivo de los programadores de malware porque copa más del 90 % del mercado de PC de sobremesa.

    Es como en la vieja cita atribuida al ladrón de bancos Willie Sutton, que decía que asaltaba bancos porque era donde estaba el dinero. Si quiere robar credenciales de inicio de sesión de banca en línea, vaya a por los usuarios de Windows.

    ¿Windows Defender solo está disponible en Windows 10?

    Bajo el nombre Windows Defender, esta aplicación antivirus solo está disponible en equipos con Windows 8, Windows 8.1 y Windows 10.

    Sin embargo, esta misma utilidad está disponible desde hace muchos años. Para Windows XP se publicó con el nombre Microsoft Security Essentials. Es posible que también la haya encontrado con ese nombre en Windows Vista y Windows 7. Aunque la aplicación no estaba integrada en esos sistemas operativos, estaba disponible como descarga gratuita.

    ¿Qué hace Windows Defender?

    La versión más reciente de Windows Defender, la integrada en Windows 10, se ofrece como una solución antivirus completa. Promete protección en tiempo real e integración con el navegador para protegerlo de sitios web maliciosos. Windows Defender también analiza el buzón de Outlook en busca de archivos adjuntos sospechosos.

    Durante mucho tiempo, Microsoft Defender quedó muy rezagado en las pruebas comparativas de AV Test, el principal estándar de evaluación antivirus. En el último año, en lo que se refiere a detección antivirus estándar, Microsoft ha acortado la diferencia con los productos antivirus por suscripción.

    Pero la palabra clave es «estándar». El principal objetivo de Defender son los virus informáticos. Aunque la gente tiende a utilizar los términos «malware» y «virus» de forma intercambiable, no son lo mismo. El malware es cualquier software malicioso y los virus no son más que un tipo de dicho software. Por ejemplo, el ransomware es también una forma de malware, pero no es un virus.

    Además del malware, hay otros problemas para vigilar en línea, como las estafas de phishing o los fraudes, que encajan en la categoría superior de amenazas.

    Threat-diagram_ES

    ¿Hay alguna limitación?

    Aunque en los últimos años Windows Defender ha mejorado su tasa de detección de virus, no carece de limitaciones. Para empezar, no atrapa tantas formas distintas de malware como las principales soluciones antivirus de terceros.

    Windows Defender solo busca virus, aparte de proporcionar una cierta protección para el navegador y el correo electrónico. El software integrado no atrapa otras amenazas como el ransomware, ni detecta todos los exploits (aprovechamiento de vulnerabilidades). En resumen, es bueno contra una forma de malware, pero deja al usuario vulnerable frente a muchas otras. 

    Windows Defender también carece de un sistema centralizado de registro y alerta. No hay un registro de análisis que indique lo que se ha encontrado o cuándo se realizó el último análisis, lo que significa que no es posible determinar con seguridad la última vez que se analizó el sistema de su equipo. El resultado es que los usuarios no siempre son conscientes de las nuevas amenazas ni están protegidos frente a ellas.

    Otro problema es que hay que utilizar Windows Update para descargar manualmente las nuevas definiciones (las entradas de nuevos virus en la base de datos), de modo que Windows Defender pueda detectarlas. Todos los programas antivirus importantes se actualizan de forma automática en segundo plano, normalmente varias veces al día, para protegerlo ante las nuevas amenazas en cuanto surjan.

    ¿Qué tal es Avast Antivirus, en comparación?

    Entonces, ¿cómo es Windows Defender en comparación con Avast Free Antivirus? Windows Defender se ocupa bastante bien de lo básico. Realiza varios tipos de análisis, comprueba las descargas de archivos e incluye un cortafuegos.

    Pruebas recientes muestran que Microsoft ha recortado posiciones en cuanto a precisión con otros programas antivirus, aunque sigue teniendo limitaciones. Windows Defender no es tan bueno cazando phishing y ransomware, su seguridad para el navegador se limita a Edge (en proceso de abandono en favor de Chrome) y devuelve falsos positivos más a menudo que sus competidores.

    Por su parte, Avast Free Antivirus cuenta con una amplia gama de funciones avanzadas de seguridad para crear una protección integral. Incluye lo siguiente:

    • Inspector de Wi-Fi supervisa su red doméstica en busca de dispositivos vulnerables.

    • AutoSandbox ejecuta archivos de forma aislada durante 15 segundos para comprobar que son seguros.

    • CyberCapture redirige a Avast archivos descargados para un análisis de amenazas detallado.

    • Escudo de comportamiento vigila su software en busca de signos de infección de malware.

    • Escudo Web y Escudo de correo electrónico lo protegen de amenazas en el tráfico de red o el buzón de entrada.

    En pruebas recientes realizadas por AV-Comparatives, Windows Defender detectó el 99,5 % del malware conocido y el 96,3 % del malware de día cero. Avast Antivirus detectó el 100 % del malware, tanto el conocido como el de día cero.

    Is_Windows_Defender_Enough

    Avast también es menos exigente para los recursos del equipo, según AV-Comparatives. Avast tuvo un impacto significativamente menor en el rendimiento del sistema que Windows Defender. Nadie quiere que un programa antivirus ralentice su sistema.

    Avast Free Antivirus es el modo definitivo de detectar malware y otras amenazas en un sistema Windows.

    Entonces, ¿Windows Defender es suficientemente bueno?

    Windows Defender es suficientemente bueno si el usuario utiliza Internet de forma mínima y confía únicamente en las propias herramientas de Windows. (En ocasiones, el malware se pasa a través de una unidad USB, pero la inmensa mayoría de las infecciones se produce por actividad en Internet).

    Windows Defender también es suficientemente bueno para servir como solución de reserva en caso de que expire la suscripción a su antivirus y no pueda renovarla. Ese es el papel de Windows Defender: es una alternativa a falta de un producto antivirus apropiado.

    Si navega de forma habitual, y especialmente si revela datos personales confidenciales, por ejemplo al hacer compras o utilizar banca en línea, debería confiar en un antivirus de terceros para disfrutar de una protección más amplia. Recuerde que ahí fuera no solo hay virus: distintas cepas de malware, estafas de phishing y otras amenazas pueden poner en peligro su privacidad y su seguridad.

    Emparejar Windows Defender con el antivirus de terceros definitivo

    Está bien saber que Microsoft le cubre las espaldas, pero Windows Defender debería ser siempre una opción secundaria. Está ahí si lo necesita, pero solo a modo de alternativa temporal. Avast Free Antivirus cuenta con una red de detección de amenazas mucho más grande y amplia, y lo protege de una variedad de amenazas mayor que Windows Defender.

    Con Avast Free Antivirus, está cubierto frente al espectro completo del malware y los vectores de infección más comunes: vulnerabilidades de Wi-Fi, software defectuoso u obsoleto, ataques de phishing y mucho más. Elija el antivirus en que más personas confían: más de 435 millones de usuarios en todo el mundo.

    Proteja su iPhone frente a amenazas
    gratis con Avast Mobile Security

    INSTALACIÓN GRATUITA

    Proteja su Android frente a amenazas
    gratis con Avast Mobile Security

    INSTALACIÓN GRATUITA