¿Qué es un día cero?

Día cero hace referencia al tiempo que hace que "los buenos" son conscientes de un problema de seguridad del software. Existen dos tipos de día cero. Una vulnerabilidad de día cero es una brecha en la seguridad del software y puede estar en un navegador o en una aplicación. Por otra parte, un exploit de día cero es un ataque digital que se aprovecha de una vulnerabilidad de día cero para instalar software malicioso en un dispositivo.

Día cero
¿De dónde vienen los ataques de día cero?

Por definición, los diseñadores del software, los proveedores de antivirus y el público en general desconocen la existencia de una vulnerabilidad de día cero. Los ataques de día cero provienen de hackers criminales que han descubierto (o conocido) una brecha en el sistema e intentan aprovecharla para realizar sus ataques. En concreto, los ataques de día cero suelen aprovechar las brechas de los navegadores web y las aplicaciones de correo electrónico, ya que gozan de una gran distribución.

¿Cómo se reconocen los exploits de día cero?

La mala noticia es que no es posible reconocer las vulnerabilidades o exploits de día cero. Si se detecta una, ¡ya no será de día cero! Por esto, los ataques de día cero constituyen una seria amenaza para la seguridad, pero afortunadamente, hay recursos para evitarlos. Por ejemplo, algunos antivirus pueden detectar una vulnerabilidad de día cero utilizando algoritmos de seguimiento del comportamiento que detecten actitudes sospechosas o malintencionadas.

¿Cómo se soluciona una vulnerabilidad de día cero?

La solución de una vulnerabilidad de día cero suele ser trabajo del proveedor de software, que deberá publicar un parche de seguridad para corregir la brecha de su software. Sin embargo, es decisión de cada usuario instalar en su dispositivo dicho parche de seguridad o actualización de software. La forma más sencilla de asegurarse de que no olvida actualizar su software es mediante una aplicación que se encargue de gestionar automáticamente sus parches de software.

Otros consejos para la prevención:
  • Asegúrese de tener siempre instalados los últimos parches de software
  • Adquiera hábitos de navegación segura para reducir el riesgo de que el malware se aproveche de las vulnerabilidades de día cero
  • Instale una aplicación que actualice automáticamente su software básico, como Avast Premier
Protéjase frente a ataques de día cero

Dado que los ataques de día cero son muy efectivos incluso contra redes seguras, los usuarios deben actuar de forma responsable y adoptar hábitos de seguridad informática básicos, como no abrir adjuntos de direcciones de correo electrónico sospechosas, no descargar archivos de fuentes desconocidas, mantener siempre su software actualizado e instalar los últimos parches de seguridad. Además, un potente software antivirus como Avast Antivirus puede ayudarle a protegerse frente a virus, malware, spyware, ransomware u otro software que se pueda implementar a través de una vulnerabilidad de día cero.

¿Por qué Avast?
  • El antivirus más utilizado alrededor del mundo: 400 millones de usuarios
  • Antivirus galardonado
  • Antivirus ganador en comparativas en múltiples ocasiones
  • "El antivirus con el menor impacto en el rendimiento del PC (AV Comparatives)"
  • Mejores funciones: protección invulnerable para las contraseñas, protección de red doméstica, limpieza del navegador y mucho más
  • Todo ello GRATIS
DESCARGA GRATUITA