48587028103
academy
Seguridad
Privacidad
Rendimiento
Español
Avast Academy Privacidad Consejos ¿Qué es el seguimiento de anuncios?

¿Qué es el seguimiento de anuncios?

¿Alguna vez se ha preguntado por qué a menudo los anuncios de las páginas web parecen tan personalizados? Esto se debe a que las empresas utilizan software de seguimiento y otros métodos para comprender mejor sus hábitos y ofrecerle anuncios personalizados. Sepa qué es el seguimiento de anuncios, cómo se personaliza la publicidad y cómo un navegador seguro puede ayudarle a detener el seguimiento de anuncios en línea.

What_is_ad_tracking-Hero
Escrito por Domenic Molinaro
Fecha de publicación diciembre 18, 2020
Revisado por Antoinette Cocorinos

¿Qué es el seguimiento de anuncios en Internet?

El seguimiento de anuncios se produce cuando las empresas utilizan cookies y otros métodos de rastreo para seguirle en línea y recopilar información sobre su comportamiento y preferencias con el fin de ofrecerle anuncios más interesantes y personalizados. En última instancia, el propósito del seguimiento de anuncios es ayudar a los sitios web y las empresas a ofrecerle bienes y servicios más personalizados y así venderle más cosas.

Hamburguer menu icon

Este artículo contiene :

    Por supuesto, existen otras razones por las que los sitios web y otros le siguen en la Web; no es solo para incitarle a abrir su billetera (o molestarte). ¿Qué son los rastreadores de anuncios?

    Técnicas habituales de seguimiento de anuncios

    Hay muchos tipos de rastreadores de anuncios: cookies, rastreadores de URL, píxeles de seguimiento y técnicas más avanzadas que utilizan scripts especiales, como la huella digital del navegador. Cada uno de estos métodos se usa para recopilar y registrar sus datos de forma ligeramente distinta, pero todos sirven para que las empresas creen un perfil publicitario espiando sus hábitos de navegación.

    Pueden descubrir quién es usted y qué quiere o qué necesita instalando código en sitios web y aplicaciones para registrar la actividad en su navegador, tanto en los sitios como en los de terceros. Una vez que dispongan de estos datos, intentarán venderle los productos y servicios que más puedan interesarle. Así es como las empresas le siguen en línea y por qué ve con tanta frecuencia esos anuncios aparentemente mágicos que le persiguen por Internet.

    Estos son algunos de los métodos de seguimiento de anuncios más habituales que usan los sitios web.

    Cookies

    Las empresas colocan cookies, pequeños fragmentos de código que registran su actividad en línea y la guardan en su navegador, en toda la Web para identificarle mientras va de un sitio a otro, agregando datos cada vez más detallados a su perfil publicitario. Las cookies son la fuente más común de seguimiento de anuncios, y muchos sitios utilizan las mismas cookies de terceros. Más adelante lo analizaremos con mayor profundidad.

    Rastreadores de URL

    Las URL de seguimiento son enlaces que terminan con pequeñas cadenas de código y rastrean su comportamiento cuando hace clic en ellas. Son como cookies, pero en lugar de esconderse en scripts, están a la vista y se ejecutan desde la barra de direcciones de su navegador. Si visita un sitio haciendo clic en una URL de seguimiento, toda su actividad en ese sitio puede ser registrada y recopilada por quien haya establecido la URL.

    Este es un ejemplo típico de una URL de seguimiento: www.sitioweb.com/alguna-página

    Pero, si ha llegado al sitio haciendo clic en un boletín desde su correo electrónico, la URL puede tener un aspecto parecido a este: www.sitioweb.com/alguna-página/?utm_campaign=newsletter-campaign&utm_source=email

    La información adicional adjunta al final de la URL permite a los administradores del sitio saber que llegó desde una campaña en un boletín informativo enviado a su correo electrónico.

    Píxeles de seguimiento

    Los píxeles de seguimiento son pequeños puntos (de 1 x 1 píxeles) pegados en correos electrónicos y sitios web que pueden detectar si ha accedido a un determinado contenido y cómo ha interactuado con él. En lugar de guardarse en su navegador, los datos se envían directamente al servidor de una empresa. Los píxeles pueden contribuir a identificar su dirección IP, ver si ha abierto un correo electrónico, registrar cualquier archivo adjunto que haya descargado y más. No puede bloquearlos (por el momento), como puede hacer con las cookies. Los píxeles son algo así como cookies invisibles que no se pueden bloquear.

    Por qué le siguen las empresas

    La publicidad es la principal fuente de ingresos de las grandes empresas tecnológicas y, en el caso de Facebook, la publicidad constituye casi la totalidad de sus ingresos. Los sitios web y las aplicaciones permiten que las grandes plataformas, además de muchas otras empresas de publicidad, instalen rastreadores de anuncios, porque así esas plataformas pueden mostrar anuncios en los mismos sitios web y aplicaciones de manera más efectiva. Cuantos más datos, más dinero. Aunque el seguimiento de anuncios beneficia principalmente a quienes le observan, ciertamente también existen ciertas ventajas en ser seguido.

    Ventajas del seguimiento de anuncios

    Relevancia. Al rastrearle, los anunciantes pueden mostrarle publicidad basada en su ubicación geográfica y hábitos de visualización, lo cual es útil si desea conocer qué tiempo hará en el lugar donde vive o cuándo juega su equipo local. Mediante el seguimiento de anuncios, es posible informarle sobre un producto que realmente desea comprar, las ofertas disponibles cerca de usted y productos que nunca habría conocido de otro modo. Si tiene que ver anuncios de todas formas, podrían ser relevantes, y quizás, interesantes.

    Comodidad. El seguimiento de anuncios ayuda a los desarrolladores de aplicaciones a mantener y mejorar sus productos, haciéndolos más fáciles de usar. Por ejemplo, Google puede hacer que las rutas de sus mapas sean más precisas y proporcionar condiciones de tráfico actualizadas gracias al seguimiento de sus usuarios a través del GPS.

    Inconvenientes del seguimiento de anuncios

    Invasión de la privacidad. Son sus datos, ¿qué derecho tiene las empresas a espiarle? Es posible que no le importe que las empresas sepan qué productos ve, pero todo cambia cuando empiezan a examinar su historial médico o a curiosear en su vida amorosa.

    Pérdida de tiempo. Cuando ve anuncios más «relevantes» con mayor frecuencia, sigue desplazándose, haciendo clic y navegando durante más tiempo. La mayoría de nosotros ya nos sentimos un poco incómodos con la cantidad de tiempo que pasamos frente a las pantallas, especialmente cuando estamos en las redes sociales u otras aplicaciones adictivas. El tiempo medio que pasamos frente a una pantalla va en aumento, sin importar la edad. El seguimiento de anuncios no hace más que empeorar el problema. 

    Pérdida de dinero. Además de resultar una pérdida de tiempo, los rastreadores de anuncios le orientan hacia ciertos productos para aligerar su billetera. Si se trata de algo verdaderamente útil, está bien, pero a menudo terminamos comprando cosas que no necesitamos realmente, por un simple impulso. El autocontrol tiene un límite.

    Es extraño. Seamos realistas, a nadie le gusta que le observen sin su consentimiento. A muchas personas les parece incorrecto. Dado que la tecnología se ha convertido en una parte integral de nuestra vida, el seguimiento de anuncios puede hacerle sentir como si alguien le estuviera observando constantemente.

    La tecnología de seguimiento de anuncios permite a las empresas recopilar todo tipo de datos y utilizarlos para crear el perfil de sus clientes.La tecnología de seguimiento de anuncios puede hacer que parezca que alguien siempre está mirando y rastreando todo lo que hace en línea.

    Cómo realizan el seguimiento las empresas

    El seguimiento de anuncios compila un perfil en función de las acciones que realiza en línea, ya sea al hacer clic en algo, completar un formulario, desplazarse o añadir algo a su carro de la compra. Esas acciones son registradas por rastreadores de anuncios individuales y se guardan (en su navegador o en un servidor) para acceder a ellas y unirlas más tarde, generalmente mediante una poderosa IA (inteligencia artificial) que, a menudo, puede predecir su comportamiento mejor que usted.

    Supongamos que está buscando vuelos a algún destino exótico y el sitio que utiliza tiene instalado un rastreador de anuncios de Google (lo cual es probable). Luego, más tarde durante esa semana, comienza a buscar anillos de compromiso en joyerías de su localidad usando los mapas de Google para llegar a ellas. Esa misma semana, también busca en YouTube, que es propiedad de Google, «formas románticas de hacer la gran pregunta». 

    De repente, comienza a ver anuncios de papelerías, pastelerías y empresas de catering cercanas. Estas empresas le han pagado a Google para que envíen anuncios a personas que vivan en su área y que probablemente se van casar pronto.

    ¿Las cookies pueden seguirle?

    Por sí mismas, no pueden, pero al recopilar datos de cientos o miles de cookies, la empresa que las posee o las configura puede hacerse una idea muy precisa sobre lo que puede venderle.

    Algunas cookies son necesarias para que las páginas web puedan funcionar correctamente. Pero a las empresas les encanta decir que usan cookies para comprender mejor a sus visitantes o para que sus sitios web funcionen sin problemas, sin mencionar las cookies de seguimiento y la publicidad. Las cookies y la publicidad funcionan como el conocido juego del poli bueno/poli malo que tratan de engañarle para que les facilite la información que desean.

    ¿Cuál era la finalidad o función original de las cookies y cómo cambió? ¿Y cómo ayudan las cookies a la publicidad? 

    Cuando navega por la Web, hace clic para ir de un sitio a otro o introduce información aquí y allá, los sitios web deben recordar quién es usted y qué hace: su información de inicio de sesión, preferencias de idioma, configuración, etc. De lo contrario, aparecerá como un visitante nuevo cada vez que se actualice la página.

    Las cookies son las que permiten a un sitio recordar lo que desea comprar al poner un artículo en su carro y hacer clic en la información de envío y pago. Los sitios web no pueden almacenar toda la información de sus visitantes en sus servidores, ya que esto ocuparía demasiado espacio y costaría demasiado. 

    Las cookies pueden resolver el problema. Al almacenar su información en una cookie y enviarla a su navegador, un servidor permite que el navegador le verifique desde ese momento. Este tipo de cookies se conocen como cookies de origen. Cuando las empresas descubrieron que podían utilizar esta técnica para recopilar datos de los consumidores, crearon cookies de terceros, que es solo un nombre genérico para las cookies publicitarias.

    Un navegador puede verificar a un usuario con la información que un servidor envía a una cookie.Las cookies ayudan a los sitios web a identificar a sus visitantes y crear páginas o experiencias personalizadas.

    Las cookies de terceros guardan todo tipo de información, no solo datos de funcionamiento. Por ejemplo, un botón «Me gusta» de Facebook en otro sitio web es una cookie de terceros que puede decirle al servidor de Facebook que lo ha visitado y lo que hizo allí. Más tarde, cuando vaya a otro sitio que también tenga un botón de Facebook, este puede recopilar aún más información y agregarla a su perfil. 

    Puede deshabilitar las cookies o incluso eliminarlas por completo, pero a menudo, ese solo es el primer paso. Aunque se sienta bien al pulsar el botón «borrar cookies», todo lo que ha hecho antes de presionarlo se guarda en un equipo potente en algún lugar. Algunas empresas innovadoras han descubierto que, para evitar el seguimiento, es mejor agregar datos falsos a la ecuación para crear una imagen más confusa.

    Más allá de las cookies, algunos sitios web pueden detectar la «huella digital» única de su dispositivo mediante el uso de scripts ocultos que analizan de forma más precisa su hardware, software y configuración. Con las suficientes características digitales (su sistema operativo, configuración del navegador, zona horaria, idioma, resolución de pantalla y profundidad de color, capacidades de audio y vídeo, etc.) las empresas pueden identificarle entre la multitud y realizar un seguimiento de anuncios sin necesidad de cookies.

    El software antiseguimiento de Avast enmascara su huella digital e inserta datos falsos en los rastreadores para desviarlos de su rastro. Además, borraremos sus cookies automáticamente para mantener su anonimato. Ya se trate de una empresa de análisis aleatorio o de un gran conglomerado que trata de registrar su comportamiento, la protección integral del navegador de Avast AntiTrack los detendrá en seco.

    ¿Qué hacen los anunciantes con mis datos?

    Los anunciantes recopilan sus datos para poder dirigirse a usted cuando otras empresas les paguen por hacerlo. Facebook y otros anunciantes ofrecen lo que se llama servicios de retargeting, lo que significa que rastrean los productos que ha estado a punto de comprar, pero que dejó en su carro de la compra. Si ve más tarde un anuncio del mismo producto o uno similar, eso significa que está siendo reorientado

    Además, sus datos se pueden conectar a sistemas de inteligencia artificial para mejorar sus modelos, de modo que puedan usarse para rastrear y mostrar publicidad de una forma más eficaz. Usan términos sofisticados como «análisis», «modelos de propensión» y «marketing predictivo», pero solo es una forma de intentar descubrir cómo comercializar y vender de manera más efectiva.

    Los sitios web y los desarrolladores de aplicaciones permiten rastreadores de anuncios porque una publicidad eficaz se traduce en más tráfico, datos de usuario e ingresos. Y no son solo las grandes empresas las que utilizan rastreadores de anuncios. Empresas de todo tipo recopilan sus datos por diversas razones: los corredores de datos incluso los compran y venden. Por ejemplo, esta es una introducción sobre cómo usa Google sus datos.

    ¿El seguimiento de anuncios es legal?

    El seguimiento de anuncios se mueve en un zona legal ambigua. Durante mucho tiempo, no hubo regulaciones sobre el seguimiento de anuncios, pero la gente comenzó a preocuparse al darse cuenta de lo que se estaba haciendo con sus datos personales. 

    El RGPD de la Unión Europea, o Reglamento general de protección de datos, intenta proteger a los ciudadanos y consumidores. El RGPD requiere el consentimiento del usuario para que los sitios web puedan recopilar datos personales, como nombres, fechas de nacimiento, direcciones de correo electrónico, fotos, datos de ubicación, etc. También requiere consentimiento para que las empresas puedan registrar información relacionada con su identidad física, fisiológica, genética, mental, económica, cultural o social. Es posible que haya notado últimamente muchas más ventanas emergentes donde se pide que acepte las cookies de terceros. Esto es el RGPD en la práctica.

    El problema es que esas ventanas emergentes son molestas e interrumpen, por lo que la mayoría de las personas no las leen y las empresas utilizan los llamados patrones oscuros para dificultar la exclusión voluntaria. Además, debido a la enorme cantidad de datos que se procesan, a los reguladores les resulta difícil determinar si se cumple la ley. Es posible que también haya oído hablar del «derecho al olvido» en la UE, que estipula que si le pide a las empresas que eliminen sus datos, deben hacerlo. Pero este derecho no es absoluto y las empresas encontrarán lagunas legales.

    En los EE. UU., La Ley de Protección al Consumidor de California (CCPA), que entró en vigor en enero de 2020, también le permite solicitar que se eliminen sus datos y obliga a las empresas a informar a los consumidores sobre las filtraciones de datos. La principal diferencia entre el RGPD y la CCPA es que esta última solo determina el derecho a optar por no participar; no requiere su consentimiento para que las empresas puedan seguirle. En lugar de ello, debe solicitarlo específicamente o encontrar una forma de darse de baja, de lo contrario, sus datos se pueden recopilar.

    ¿Puede ver quién le está rastreando en línea?

    Realmente, no es posible ver todas las empresas que tienen acceso a sus datos. Algunas estimaciones sugieren que más del 75 por ciento de los sitios web le están siguiendo mediante una gran cantidad de rastreadores en cada uno. Google le permite descargar sus datos y también Facebook desde hace poco, pero no puede ver con quién los están usando para hacer negocios. 

    Una de las mejores estrategias contra las cookies de seguimiento es confundirlas. Además de eliminar los rastreadores de anuncios de su navegador, un buen software antiseguimiento agrega datos falsos a su navegador para que las empresas que le rastrean no puedan obtener una imagen precisa. 

    A veces, lo mejor es usar las tácticas de alguien en su contra, y enmascarar su identidad con información falsa es una de las mejores formas de mantener segura su información privada. Además de opacar su verdadera identidad, Avast AntiTrack limpiará su rastro de cookies y le mostrará qué compañías intentan seguirle.

    Cómo acabar con el seguimiento de anuncios

    Si se pregunta cómo detener los anuncios de retargeting o bloquear el seguimiento de anuncios por completo, la mejor manera es utilizar una herramienta especializada, ya sea un software antiseguimiento o un navegador seguro creado específicamente para mejorar la privacidad y la seguridad. 

    Aunque las VPN pueden ayudarle a ocultar su ubicación, no le advertirán sobre los intentos de rastreo, no ocultarán la huella digital de su dispositivo ni borrarán las cookies. Algunos piensan que pueden evitar que les espíen usado el modo de incógnito, pero esto solo es verdad en parte. El uso de la navegación privada (a menudo denominada navegación de incógnito) puede ayudar a bloquear el seguimiento de anuncios hasta cierto punto, pero así solo borrará las cookies al cerrar la sesión de navegación privada. La navegación privada no puede bloquear el seguimiento de direcciones IP, las huellas digitales del navegador ni otros métodos de seguimiento.

    Puede  agregar extensiones de bloqueo de anuncios a su PC, bloqueadores de anuncios de Android o aplicaciones para evitar anuncios y seguimiento en su iPhone  para ver menos anuncios molestos, pero estos bloqueadores no evitan que los anunciantes le sigan. Avast Secure Browser es una de las mejores formas de combatir el seguimiento, ya que protege sus datos desde varios frentes.

    Protéjase frente al seguimiento de anuncios del modo más fácil

    La mejor forma de evitar el seguimiento de anuncios en línea es no ser detectado. Avast Secure Browser es su primera línea de defensa, ya que protege su identidad y comportamiento al navegar desde todos los frentes. Encuentra y bloquea las cookies de seguimiento automáticamente, además de proteger su cámara web, evitar intentos de hackeo y cifrar su conexión.

    Avast Secure Browser le permite bloquear anuncios, seguimientos, hackers y mucho más.

    A medida que las técnicas que utilizan las empresas para observarle, seguirle y recopilar sus datos se vuelven más sofisticadas y omnipresentes, necesita una respuesta igualmente avanzada. Navegue con tranquilidad sabiendo que Avast Secure Browser le protege frente a los curiosos.

    Bloquee los anuncios en línea y evite el seguimiento web con Avast Secure Browser para iOS

    Instalación gratuita

    Bloquee los anuncios en línea y evite el seguimiento web con Avast Secure Browser para Android

    Instalación gratuita
    Consejos
    Privacidad
    Domenic Molinaro
    18-12-2020